Seis meses sin Ángelo: la familia pide activar la coordinación de búsqueda internacional

Su madre junto a Angelo, en una imagen distribuida por la familia para encontrar al pequeño.

Seis meses después de la desaparición de Ángelo, su familia permanece angustiada y sin ninguna novedad sobre el paradero del pequeño. El niño, de nueve años, desapareció el pasado mes de marzo en Bristol (Reino Unido), donde vivía con su madre, y desde entonces no ha habido ninguna pista sobre su paradero.

Fue entonces cuando la Policía Británica daba la voz de alarma al difundir la búsqueda de Ángelo, que había desaparecido junto a su padre, vecino de la localidad cordobesa de Puente Genil. El cuerpo de policía de Reino Unido apuntaba que se buscaba al padre “bajo sospecha de secuestro”, al no haber noticias ni del niño ni de su progenitor.

Sin pistas, seis meses después, la familia pide que se active la coordinación de búsqueda internacional, según explica a CORDÓPOLIS la abogada que representa a la madre, Pilar Gómez. Quieren que “se haga efectiva la colaboración de la Justicia para que la Corte Británica emita la orden de búsqueda” a nivel internacional, explica. Se trata, señala, de que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y la Fiscalía con competencia internacional coordinen su actuación con Reino Unido.

En el pasado mes de agosto, la propia abogada ha mantenido contactos con las fuerzas de seguridad, que de momento no tienen ninguna novedad sobre el paradero de Ángelo. Y, mientras, la familia continúa “cada vez más desesperada”, indica Gómez.

La madre del pequeño, Karol Marmolejo, sigue viviendo en Bristol, con su otro hijo. En este tiempo, la familia organizó distintas concentraciones y marchas silenciosas en Puente Genil, Bristol y en Colombia -país originario de Karol-, para pedir que no se olvidara el caso y que se refuerce la búsqueda de Ángelo.

Por parte de los cuerpos de seguridad, la Guardia Civil se mantiene atenta a las directrices de la Policía Británica y las autoridades judiciales, aunque no se ha hallado ninguna pista de la desaparición en tierras cordobesas.

La propia familia distribuyó hace seis meses imágenes del niño y difundió la alerta de su desaparición. La última persona con la que se vio a Ángelo fue su padre, Rafael Cabello. El 2 de marzo por la mañana recogió al niño de un campo de fútbol de Bristol, donde jugaba. Nadie sabe nada tampoco de dónde puede estar Rafael desde entonces.

En marzo, la Policía de Avon & Somerset, en Bristol (Reino Unido), informó de que buscaba “por secuestro” al padre, teniendo en cuenta que el menor, Ángelo, vivía con su madre en régimen de custodia a tiempo completo en Whitehall (Bristol).

Según la publicación que hizo entonces en redes sociales dicha Policía, “se cree que Ángelo está con su padre, quien ahora está violando una orden judicial”, al no haber entregado a su hijo a su madre, de manera que “es buscado bajo sospecha de secuestro de un niño”. Al respecto, creen que el progenitor se pudo llevar a su hijo “al extranjero”, motivo por el que realizaron “más consultas con las autoridades españolas para localizarlo lo antes posible”.

En este caso, la Guardia Civil realizó distintas gestiones ante el llamamiento de la Policía de Avon & Somerset para localizar al niño, al tiempo que familiares cordobeses del hombre interpusieron una denuncia al faltar de su domicilio en Puente Genil.

Etiquetas
stats