Los secretos de la antigua iglesia de Regina que están a punto de aflorar

Interior del antiguo convento de Regina | TONI BLANCO

Regina guarda muchas sorpresas. Y muchas de ellas están a punto de aflorar. Este domingo, el Ayuntamiento presentó a los vecinos de la zona de Regina cómo serán las próximas obras de rehabilitación de la antigua iglesia conventual, que empezarán en las próximas semanas. La arquitecta encargada del proyecto de rehabilitación, Rosa Lara, de la Gerencia Municipal de Urbanismo, detalló algunas de las sorpresas que esperan encontrar en los próximos meses.

La segunda fase de restauración se centrará exclusivamente en la antigua iglesia. "Nos vamos a centrar en sus elementos más importantes", explicó este domingo a los vecinos de la zona. El artesonado mudéjar de Regina es uno de los más importantes de la ciudad, "una maravilla", explicó la arquitecta, quien destacó una "lacería de rueda del ocho" similar a la de la iglesia de San Pablo.

Pero quizás la gran sorpresa la dé algo que los arquitectos ya saben que existe: las pinturas murales que antaño recubrían todas las paredes de la antigua iglesia y que son renacentistas. "Hemos hecho catas y sabemos que están ahí", explicó la arquitecta, quien detalló que la iglesia se construyó en 1499 pero que sufrió un incendio. Tras su restauración se perdió el altar y se taparon muchas de las pinturas murales que ahora pueden volver a salir a la luz.

En los trabajos, también se recuperará la antigua cripta. "Cuando hicimos los estudios previos nos llevamos una sorpresa al hallar unos suelos cerámicos originales", explicó la arquitecta, quien asegura que "no se conservan como nos hubiese gustado", pero que en la intervención se recuperarán.

El gerente de la Gerencia, Emilio García, anunció que la tercera fase de la rehabilitación se centrará en el antiguo claustro. Allí se invertirán otros 700.000 euros, gracias a un dinero del Ministerio de Fomento con cargo al 1,5% Cultural, un programa de rehabilitación patrimonial. Cuando se rehabilite el claustro, finalizará una de las intervenciones más ambiciosas de la zona.

"Esto tiene que ser un equipamiento cultural para el barrio y para dar vida a los vecinos", aseguró el presidente de la Gerencia, Pedro García, quien insistió en que proyectos así hacen que "el casco histórico sea vivible" y se "evite la gentrificación".

Las obras actuales arrancarán en un par de semanas y cuentan con un presupuesto total de 712.283,50 euros. El antiguo convento de Regina, enclavado en la plaza del mismo nombre, está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 1979, con la categoría de monumento.

Regina Coeli fue construido en 1499 y ha sido usado como almacén, bodega y secadero, así como anteriormente fábrica de paños, fábrica de monedas falsas y teatro de aficionados. Desde los años ochenta, el recinto no ha sido usado y está cerrado al público.

Etiquetas
stats