Sanitarios del Reina Sofía divulgan la lactancia materna

Un grupo de sanitarios, en el Reina Sofía, en una imagen de archivo | ÁLVARO CARMONA
La Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del 1 al 7 de agosto en numerosos países, quiere destacar la importancia de mantener y aumentar la protección, promoción y apoyo a esta práctica natural

Profesionales del área perinatal del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba aprovechan la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna --del 1 al 7 de agosto-- para difundir entre las mujeres que acaban de dar a luz la cultura de la lactancia materna y las ventajas de este tipo de alimentación y sus aportaciones para el bebé y para su progenitora.

Neonatólogos, pediatras, enfermeras y auxiliares de enfermería, que son los sanitarios que con más frecuencia están en contacto con la mamá y el bebé durante sus primeros días de vida, cuentan con las habilidades requeridas para apoyar y proteger la lactancia materna, según destaca la Junta.

Por el lactario del Hospital Reina Sofía pasaron el pasado año 447 mujeres para extraerse y conservar la leche de su bebé. A este espacio acuden fundamentalmente madres que acaban de dar a luz cuando, por diferentes causas, no pueden dar el pecho a sus hijos. Cada progenitora se realiza una media de cinco extracciones diarias.

El fomento de la lactancia materna y el interés de la mayoría de las mujeres por ofrecer este alimento a sus hijos se hace patente si se tiene en cuenta los biberones que salieron del lactario en 2013, cuando se conservaron para su posterior administración a los bebés 34.000 biberones de leche materna, mientras que de leche de fórmula se suministraron 4.500 biberones.

Desde el complejo sanitario cordobés se persigue humanizar la atención perinatal y promover el inicio de la lactancia materna durante el periodo de estancia hospitalaria y continuar tras el alta. La atención y orientación por parte de los sanitarios en estos primeros días juega un papel importante y puede determinar que la mujer siga o no amamantando a su hijo.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia natural durante al menos los primeros seis meses de vida por sus numerosas ventajas: estrecha el vínculo madre-bebé, aporta nutrientes óptimos, anticuerpos y sustancias biológicas activas capaces de disminuir el riesgo de padecer infecciones y enfermedades crónicas, favorece la recuperación materna tras el parto y reduce en la madre el riesgo de enfermedades graves como el cáncer de mama.

La importancia de la práctica de la lactancia materna como factor determinante de la salud infantil y materna hace que la protección, promoción y apoyo de la misma sea una prioridad de salud pública y un objetivo de primer orden para la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

LACTARIO

El lactario del Hospital Reina Sofía permite atender adecuadamente a las madres que tienen que recurrir a la extracción y conservación de su leche. Este espacio, ubicado en el nivel -1 del Hospital Materno Infantil, está perfectamente equipado para que las progenitoras de los niños que nacen en el hospital --neonatos que no pueden succionar de forma natural-- y de las trabajadoras del centro --que se incorporan tras la baja maternal-- puedan extraerse la leche y conservarla.

Los profesionales del lactario, además de despejar cualquier duda sobre el uso de los equipos de las progenitoras, les informan de la importancia y las ventajas de este alimento frente a los productos artificiales. Estas instalaciones están disponibles desde las 8,00 hasta las 0,00 horas todos los días del año.

Este espacio pertenece al servicio de nutrición y dietética de Pediatría del hospital, donde también se preparan otros alimentos para bebés y niños hospitalizados como potitos, papillas de cereales, fruta triturada y purés especiales, entre otros.

Etiquetas
stats