Rifirrafe del alcalde y activistas del centro Rey Heredia

.
Un grupo de miembros de la Acampada Dignidad se acerca a Nieto para invitarle a ver su trabajo; otro pequeño grupo le increpa y se produce un enfrentamiento verbal que no llegó a mayores

El alcalde, José Antonio Nieto, y un reducido grupo de activistas que ocupan el antiguo colegio Rey Heredia en la Acampada Dignidad han protagonizado esta mañana un pequeño rifirrafe. El alcalde había acudido a las 12.00 a la inauguración de un parque infantil con forma de barco pirata en el Paseo Bajo de Miraflores, a escasos 100 metros del grupo escolar Rey Heredia, ocupado desde hace dos meses y medio por activistas de la Acampada Dignidad.

Al poco de llegar, un grupo de activistas muy reducido dialogó con el alcalde, al que invitaron a conocer lo que desde hace un mes y medio estos activistas están haciendo en Rey Heredia. Sin embargo, desde atrás otro grupo reducido recriminó al alcalde que Emacsa le haya cortado el agua a Rey Heredia y que el Ayuntamiento esté personado en la causa judicial contra la ocupación de Rey Heredia y que además exija su desalojo inmediato. En ese momento, el alcalde respondió a los reproches.

“Hágalo cómo se hace respetando los derechos de los demás”, respondió el regidor a uno de los activistas que se encararon con él. “Ustedes son una parte de la ciudadanía. Se les respeta cuando todos tienen los mismos derechos no cuando se imponen dando la patada en la puerta”, les zanjó, poco antes de atender a los periodistas.

“Los atajos llevan siempre a un mal sitio”, aseguró Nieto, ya ante los periodistas, quien agregó que “la Acampada Dignidad empezó con una patada indigna apropiándose de algo que es de todos los cordobeses”. “No se hace como lo han hecho ellos, saltándose a la torera la Ley. No se hace insultando y provocando permanentemente. No se hace faltando el respeto al conjunto de los representantes de los ciudadanos, como los concejales. A mí me votaron 78.000. No sé cuántos apoyan a los que ocupan este edificio en Rey heredia”, zanjaron.

“Yo no negocio con quien se encuentra en ilegalidad. Para negociar hay que abandonar esas instalaciones y ponerse en plan de igualdad a los muchos colectivos que llevan mucho tiempo reclamando el uso de un espacio público”, aseguró el regidor. “Ahora lo que plantean es que todos le paguemos el agua, le paguemos la luz... Oiga, es que eso no se hace con nadie. Cumplan la legalidad”, insistió. “Le hemos preguntado a los jueces que nos digan qué es lo que tenemos que hacer. Por dignidad tenían que salir de esas instalaciones que no son las suyas”.

“No vamos a negociar a la fuerza”, insistió, ante la propuesta de diálogo que le ofrecieron los activistas. “Ya estoy acostumbrado a que nos insulten y nos falten al respeto prácticamente a diario”. “Que sigan, nosotros esperaremos a lo que digan los jueces”, zanjó.

Finalmente, el regidor inauguró el parque infantil que el Área de Infraestructuras ha construido en el paseo bajo de Miraflores, dentro del programa de 50 obras en 50 barrios. El parque infantil simula un barco pirata que surca las aguas del Guadalquivir. La obra en la zona ha tenido una inversión de 240.000 euros.

Etiquetas
stats