Los retrasos disparan las reclamaciones en el tren de Rabanales

Un grupo de pasajeros en la estación de tren de Córdoba | MADERO CUBERO

Las reclamaciones de los usuarios del tren al Campus Universitario de Rabanales se han disparado en los últimos años como consecuencia de los retrasos. Este es el motivo de casi la mitad de las reclamaciones puestas por los estudiantes y profesores que viajan en este medio de transporte cada día, según certifican los datos del Gobierno central.

Así, del total de 389 reclamaciones puestas desde 2013 a 2017, el 48,5% de ellas -189- han estado motivadas por los retrasos del tren, según señala el Ejecutivo en su respuesta parlamentaria a una pregunta del diputado del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado. Las pérdidas de enlaces a otro trenes como consecuencia de esos retrasos, también acumulan algunas quejas más de los usuarios (3).

El resto de las cuestiones que motivan las reclamaciones de los usuarios del tren a Rabanales son, a mucha distancia de los retrasos, la oferta comercial -con 49 quejas-, el reintegro de un billete no utilizado -con 47 reclamaciones-, los servicios a bordo -con 26 más-, los canales de venta -con otras 24 quejas-, las interrupciones, supresiones o incidencias en los trayectos -con 14 reclamaciones- y las huelgas y paros, con 11 más.

Los datos ofrecidos por el Gobierno muestran también cómo las reclamaciones de los usuarios de este tren se han duplicado a partir de 2016. Así, si en los primeros años en los que se ofrecen datos las quejas de los viajeros mantenían una cifra alrededor de la cincuentena -en 2013 hubo 61 reclamaciones, en 2014 hubo 66 y en 2015 hubo 47-, a partir del siguiente años esa cifra se duplica.

Puede comprobarse cómo en 2016, el número de reclamaciones de los usuarios alcanzó las 112 y al año siguiente, 2017, la cifra ascendió a 103 quejas. Las preguntas que Hurtado había realizado al Gobierno indagaban sobre el número de reclamaciones en los últimos años, así como los motivos y también cuántas correspondían a estudiantes y cuántas a profesores, sin que este último desglose haya sido contestado por el Ejecutivo.

Etiquetas
stats