Una restauradora inicia la limpieza de la pintada que sufrió en octubre la muralla del Marrubial

.

Una restauradora especialista en monumentos y en patrimonio ha comenzado a limpiar la pintada vandálica que sufrió el pasado mes de octubre la muralla del Marrubial, ubicado en la parte interna de este muro. La muralla está detrás de la parroquia de Nuestra Señora de Gracia y, en concreto, se trata de un lienzo de tapial almorávide datado entre los siglos XI y XII. Tiene una longitud aproximada de 400 metros y formaba parte del recinto amurallado que cercaba la Axerquía. Los trabajos comenzaron el pasado lunes después de que mejoraran las condiciones meteorológicas.

Según fuentes municipales, esta profesional es la única que está trabajando para devolver esta parte de la muralla a su estado original, tarea ardua complicada debido al importante daño al patrimonio. Aunque en un primer momento el responsable del servicio de Arqueología de la Gerencia de Urbanismo, Juan Murillo, barajó la posibilidad de que fuera la empresa municipal Sadeco la encargada de realizar una primera limpieza, la dimensión y la profundidad de la pintada ha llevado a Urbanismo a decantarse por esta restauradora.

La pintada fue descubierta por algunos vecinos durante la noche del 4 de octubre y se podía leer Haile Chule, “Emperador Chule”, en honor, entienden desde Urbanismo, a Haile Selassie, último monarca en ocupar el trono imperial de Etiopía, y una figura muy reverenciada por el movimiento rastafari. Pocos días más tarde, el presidente de la Gerencia -Salvador Fuentes-, Murillo y la arquitecta Carmen Chacón acudieron al lugar de los hecho para valorar los daños. En un primer análisis, tanto Chacón como Murillo constataron que el aerosol utilizado había penetrado aproximadamente un centímetro debido al carácter poroso de la muralla.

Esto ha provocado, según se aprecia en las imágenes, la eliminación de una parte de la superficie del muro en la que se realizó la pintada. Consultado por este periódico, el Ayuntamiento de Córdoba ha informado de que el primer paso ha consistido en la realización de las correspondientes pruebas para comprobar el nivel de penetración de la pintura en el soporte de tapial. A continuación se ha iniciado la eliminación sistemática, finalizándose con la entonación cromática. La duración de los trabajos, que tendrán un coste de 3.000 euros más IVA, está prevista que sea de tres semanas.

Etiquetas
stats