La renta agraria creció casi un 10% en el último año

Aceitunas en un olivo | MADERO CUBERO

La renta agraria de la provincia de Córdoba ha crecido en la provincia de Córdoba un 9,8% durante el2017, hasta alcanzar los 1.217 millones de euros, según el Informe Anual del Sector Agrario que patrocina la Fundación Unicaja y elabora Analistas Económicos de Andalucía. En Andalucía, la renta ha crecido en 2017 exactamente un 6,9 por ciento, hasta alcanzar los 9.247 millones de euros, un dato que supone en torno a un tercio de la renta agraria de toda España.

El trabajo ha sido presentado este martes en Sevilla, en un acto en el que han intervenido el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral; el secretario general de Agricultura y Alimentación de la Junta de Andalucía, Rafael Peral, y una de las coordinadoras del informe, Felisa Becerra.

El documento detalla que la renta agraria ha crecido respecto a 2016 en todas las provincias, con especial notoriedad en Huelva (20,3%) y Cádiz (13,8%), y solo baja en Granada, donde lo hace un 1,8 por ciento. Málaga experimenta una subida del dos por ciento, Sevilla del tres por ciento, Jaén del ocho por ciento, Córdoba del 9,8 por ciento y Almería del seis por ciento.

De mayor a menor, Almería es la provincia que mayor renta agraria acumula, con 2.244,6 millones de euros, seguida de Jaén, con 1.641 millones; Sevilla, con 1.336 millones; Córdoba, con 1.217 millones; Granada, con 1.199,5 millones; Huelva, con 656,2 millones; Málaga, con 608,2 millones, y Cádiz, con 442,1 millones.

Becerra ha explicado que el informe persigue ofrecer un análisis del sector agrario, pero también de la industria alimentaria, por la aportación que ambas realizan a la economía, al suponer más del siete por ciento del valor añadido regional y del diez por ciento del empleo, así como por “el papel que desempeñan” en la cohesión y en la fijación de población al territorio.

El estudio detalla también que el valor de la producción agraria ha aumentado un 5,6 por ciento, de forma que ha alcanzado los 12.399,7 millones de euros en 2017, lo que representa el 25,2 por ciento de la producción española.

En este sentido, la coordinadora del informe ha explicado que esto “se debe fundamentalmente” al crecimiento de los precios, que han subido en un 6,8 por ciento, ya que las producciones se han reducido en un 1,1 por ciento. Este ascenso se produce por el aumento del valor de la producción vegetal y de la animal, que han crecido un 5,5 y un 6,2 por ciento, respectivamente.

En el caso de la primera, el incremento registrado en el último año se ha debido únicamente al crecimiento de los precios (7%), ya que la producción ha disminuido un 1,4 por ciento, una situación que se repite en el valor de la producción ganadera, donde también hay repunte de los precios (5,7%), principalmente en carne de bovino y aves, huevos y leche, aunque en este caso, las producciones sí han crecido de forma ligera en un 0,5 por ciento.

En concreto, el valor de la producción vegetal ha alcanzado en 2017 los 10.578,1 millones de euros, lo que representa el 36,9 por ciento de la producción nacional, mientras que el de la producción animal ha alcanzado los 1.821,6 millones, el 9,7 por ciento del total de España.

Valor por cultivos

Por cultivos, las hortalizas, calificadas por Becerra como un “referente para Andalucía”, han supuesto el 38,3 por ciento del valor de la producción vegetal regional y en torno al 43 por ciento del valor de la producción hortícola española. Además, el aceite de oliva ha representado en 2017 el 80 por ciento del valor de la producción en España y el 26,1 por ciento de la producción vegetal en Andalucía.

Respecto a 2016, en Andalucía se ha producido un aumento del valor de producción en casi todos los grupos de cultivos, destacando los incrementos en frutales no cítricos (12,3%), aceite de oliva (12,1%), y el de los cereales (23%), mientras que el valor de producción de las hortalizas ha crecido un 2,7 por ciento y los frutales cítricos un 2,6 por ciento. El valor de la producción de la aceituna ha caído un 6,1 por ciento.

En cuanto a los precios, se han producido incrementos significativos en algunos de los principales cultivos de Andalucía, como las hortalizas (6,6%), la aceituna (7,3%) o el aceite de oliva (19,9%).

Becerra ha hecho también hincapié en el peso de la industria agroalimentaria en la economía. Este subsector ha aportado en 2017 el 25,7 por ciento de la cifra de negocios de la industria regional y el 24,8 por ciento del empleo, de forma que ha generado en torno a 16.700 millones de euros y 51.800 puestos de trabajo.

El informe deja de manifiesto que la región representa el 15,1 por ciento de la facturación y el 13,4 por ciento del empleo del subsector en España, posicionándose en el segundo puesto entre las distintas comunidades autónomas. Asimismo, señala sobre la productividad aparente del sector agroindustrial de Andalucía --medida como cociente entre la cifra de negocios y el número de ocupados-- que es de 322.508 euros, superior a los 285.979 euros en España, de forma que se ha situado como la segunda región española con mayor facturación por ocupado.

En lo que respecta al tejido productivo de la industria agroalimentaria, a 1 de enero de 2017, se contabilizaban en Andalucía 5.332 empresas, un 3,8 por ciento más que el año anterior. Estas suponen el 23,1 por ciento del total en la industria manufacturera andaluza y el 18,4 por ciento del total en España.

Atendiendo a su tamaño, el 81,5 por ciento de las empresas agroalimentarias de Andalucía son pequeñas y medianas empresas (pymes) representan. Además, la región cuenta con 129 entidades con más de 50 trabajadores (2,4% del subsector).

Por último, Becerra se ha referido al consumo alimentario en Andalucía, que creció en 2017 un 0,3 por ciento, mientras que en España cayó un 0,7 por ciento. El gasto total en alimentación en la región se situó en 11.207,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,9 por ciento respecto al año anterior, superior al registrado en el conjunto de España (0,6%).

Los alimentos más consumidos en Andalucía son la fruta fresca (13,2% de la cantidad total de alimentos), seguida de la leche líquida (10%) y el agua mineral (9,4%), destacando también el consumo de gaseosas y bebidas refrescantes (8,6%), hortalizas frescas (8,3%), carne (7,2%), derivados lácteos (6,1%) y pan (5,5%). La carne concentra el 19,9 por ciento del gasto en alimentación, seguida del pescado (12,9%), los derivados lácteos (8,9%) y la fruta fresca (8,5%).

La coordinadora del informe ha aseverado que, con estos datos encima de la mesa, “la renta agraria y la producción han venido acompañadas de crecimiento”, y ha considerado que 2017 fue “un buen año”.

Por su parte, el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral, ha recordado que en los próximos días se celebra el 40 aniversario de la Constitución para ensalzarla y resaltar que con ella “España ha experimentado cambios estructurales que la han convertido en un país avanzado”.

En esta línea, ha justificado la utilidad de este informe, editado desde 1990, y ha subrayado “los profundos cambios” que ha habido en el sector. “En pocas décadas, hemos pasado de un sector agrario recluido en el mercado nacional, a otro abierto, integrado y exportador”, ha aseverado.

El trabajo ha sido realizado entre junio y julio de 2018 por Analistas Económicos de Andalucía, con datos aportados por el Servicio de Estudios de Estadística y la Unidad de Prospectiva de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

Etiquetas
stats