Reforma fiscal. La que se avecina

.

Hace ya algunas semanas que venimos amenazando con la posibilidad de hablar sobre la reforma fiscal que parece inminente, sobre todo después de la presentación en sociedad del Informe Lagares en el que un elenco de mentes claras estuvieron trabajando para proponerle al gobierno las directrices de por donde debería ir una más que posible reforma fiscal.

Pues bien, aunque a ciencia cierta no está muy claro cuando se aprobará el gobierno ya la está presentando en sociedad, no sabemos muy bien si a modo de globo sonda para ver las reacciones de los distintos actores o para que nos vayamos haciendo el cuerpo. Todo parece indicar que el anteproyecto de ley se publicará este viernes…

Pues bien, todo parece indicar que la susodicha estará pivotando sobre ocho pilares y que no entrará en vigor de sopetón si no en dos tramos, Enero del 2015 y 2016, sobre todo en lo que se refiere a la reducción de los porcentajes a aplicar en determinados impuestos, IRPF y Sociedades.

Dicho esto, pasemos a comentar los pilares, que como ciudadano de a pie comentare según me afecten más directamente o menos…

a)      Rebaja del IRPF.

Vendrá por varias vías, por una parte, la reducción a cinco tramos frente a los siete actuales. Por otra, reducción de los tipos impositivos a aplicar a los límites previos a la entrada al poder del actual equipo de gobierno, lo que supondría que contribuyentes con menos de 12.000 euros dejaran de pagar el impuesto. También se incrementaran deducciones familiares a las familias con hijos y con ascendientes a cargo y personas con discapacidad.

b)      Modificación retenciones autónomos.

Todo parece indicar que las retenciones de los autónomos se verán reducidas muy posiblemente al 19% e incluso creando un tipo nuevo para aquellos de rentas inferiores que estaría en torno al 15%. (no olvidemos que actualmente los que se dan de alta por primera vez pueden aplicar una retención del 9% durante los dos primeros años de actividad)

c)       Modificación de los módulos en IRPF e IVA.

Muy posiblemente se reducirá la aplicación de los módulos a contribuyentes cuyos clientes finales sean consumidores finales, con las excepciones de agricultores, pesca y transporte ligero.

d)      IVA, no tocar los tipos y subida del IVA de productos sanitarios.

Lo de no subir los tipos, como pide Bruselas y el comité de expertos de Lagares y del FMI, no quiere decir que no se cambie la tributación de determinados productos o servicios a un tipo superior, esa puerta siempre estará abierta.

En el caso de la mayoría de los productos sanitarios hay que decir que es una imposición europea vía sentencia.

e)      Rebaja del tipo impositivo a las rentas del ahorro.

Aunque se seguirá manteniendo un sistema dual, un tipo para rentas del trabajo y otro para las del ahorro, esta última se beneficiará de una ligera reducción de los tipos. También se mantendrá la distinción entre ahorro a corto y largo plazo.

f)       Limitación a las aportaciones de los planes de pensiones.

Se seguirá deduciendo por dichas aportaciones pero todo indica que las cantidades máximas que se podrán desgravar se reducirán en las dos modalidades, según el contribuyente sea mayor o menor de 50 años. Espero que hayan encontrado la fórmula mágica para asegurarnos las pensiones ;)

g)      Impuesto de sucesiones.

Aunque todo parece indicar que se acabará tocando este impuesto también es cierto que dada la delicada situación de ordenación territorial por la que pasa España (no olvidemos que es un impuesto trasferido a las comunidades autonómicas) muy posiblemente se modifique este impuesto en el segundo tramo de las reformas y en línea a establecer un tipo mínimo de tributación en todo el territorio nacional. Ya veremos en que queda.

h)      Rebaja del Impuesto de Sociedades, nuevo tipo y eliminación de deducciones.

El tipo general se reducirá paulativamente del 30% al 25%, no podemos dejar de comentar que las grandes empresa su tipo real está en torno al 10-15%.

Se crea un nuevo tipo para las empresas de nueva creación por el que “sólo” tributaran al 15% de sus beneficios.

Parece que el tipo que se le aplica al beneficio de las pymes se mantendrá en el 20%, ya sabemos de la escasa importancia que tienen la pymes en la economía del país L.

Bueno, esperemos que dadas las fechas en las que estamos los ajustes tributarios de esta nueva reforma se acojan más a efectos electoralistas que a las verdaderas necesidades y ajustes que necesita el sistema tributario español.

Etiquetas
stats