Reduciendo los accidentes de tráfico gracias al hospital

Efectivos de Bomberos trabajando en un accidente en la capital

En 2015, el Hospital de Puente Genil y el Ayuntamiento de la localidad comenzaron a trabajar en una idea: aprovechar la información de las personas que llegaban a Urgencias por accidentes de tráfico y elaborar con ello un mapa de puntos negros en el casco urbano donde el consistorio pudiera acometer medidas para reducir los siniestros. Y los resultados de esta idea sencilla no se han hecho esperar: Puente Genil ha reducido los accidentes alrededor de un 20% en el último año.

La colaboración entre el Hospital y el Ayuntamiento en este ámbito reveló zonas de alta frecuencia de accidentes de los que la Policía Local no tenía constancia porque no había sido necesaria su presencia. Y, sin embargo, los conductores acabaron en Urgencias varias horas después al sentir dolor y otras afecciones después de haber recibido un golpe con su vehículo. Sólo en los casos más graves o cuando dos conductores no se ponen de acuerdo para arreglar los papeles del seguro era cuando se llamaba a la Policía Local, faltándole así al Ayuntamiento gran parte de la información acerca de la siniestralidad en su municipio.

Así, además de conocer los puntos del municipio donde se acumulaban más accidentes, el mapa también se complementó con un diagrama de frecuencia para tener en cuenta los días de la semana y las franjas horarias con más siniestros. Y, si a priori pensaban en los fines de semana y el alcohol como combinación causante de la mayoría de los accidentes, este proyecto demostró que se producían en su mayoría entre lunes y viernes y en horario de entrada y salida del trabajo: de 14.00 a 15.00 horas y de 20.00 a 21.00 horas.

“Desde el hospital hemos monitorizado los accidentes que llegan hasta aquí, obteniendo información acerca del lugar y su ubicación exacta”, detalla a este medio el responsable de Atención Ciudadana del centro hospitalario, Manuel Alférez, quien señala precisamente la acumulación de siniestros en las salidas y entradas a los polígonos y centros de trabajo.

Después de obtener esa información, el documento se comparte desde el hospital con los responsables de Seguridad Vial del Ayuntamiento de Puente Genil y aquí comienza la labor del consistorio, que ha consistido en aplicar las medidas correctoras oportunas para evitar los accidentes de tráfico.

Y así, la mejora de la señalización, el calmado de tráfico para reducir la velocidad, la instalación de bolardos para evitar el aparcamiento en zonas de poca visibilidad, establecer más controles policiales o impartir talleres de educación vial para, por ejemplo, concienciar a las personas mayores a respetar semáforos y pasos de peatones para cruzar las calles, han sido algunas de las medidas adoptadas desde el consistorio, explica el responsable de Seguridad Vial, Rafael Ruiz.

El resultado: una importante reducción de los accidentes en el casco urbano de Puente Genil que contrasta con zonas donde el Ayuntamiento no tiene competencias y no ha podido establecer estas medidas y, sin embargo, los accidentados llegan igualmente al mismo centro hospitalario. “En carreteras comarcales que unen las aldeas de Puente Genil, sin embargo, los accidentes han subido un 29%”, advierten desde el hospital para poner el énfasis en los buenos resultados en el casco urbano con esta sencilla iniciativa.

El estudio que se ha llevado a cabo arroja datos como un total de accidentes registrados de 215 para el año 2015 y 175 en 2016-, mientras que el número de personas lesionadas implicadas en los accidentes ha sido de 395 en 2015 frente a 319 en 2016. Comparativamente, se ha reducido el número de accidentes en un 18,6% de 2015 a 2016, habiendo además disminuido también de un año para otro el número de lugares con mayor concentración de accidentes.

Etiquetas
stats