La reapertura de discotecas y clubs, atrapada entre el BOE y el BOJA

Público en Long Rock.

72 horas. Eso es aproximadamente lo que duró la alegría en las salas de fiestas, clubs y discotecas de Andalucía y Córdoba. Es el tiempo que medió entre la inesperada publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la posibilidad de su reapertura en fase 3 y la orden del Consejo de Gobierno de la Junta que impedía hacerlo.

Entre el BOE del 6 de junio y el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del 9 de junio apenas dio tiempo a planear la reapertura. Algunos propietarios, como Sandra, de Long Rock, se prepararon incluso para abrir el fin de semana pasado, mientras otros, como los dueños de Bambú Club, renunciaron a hacerlo más allá de las fases, tras reflexionar sobre el sinsentido que era abrir una sala de baile en la que no estaba permitido bailar.

En cualquier caso fue la Junta la que selló, vía decreto, el destino de estos locales: “No podrán proceder a su reapertura al público para el consumo dentro del local durante el período de vigencia del presente decreto”, decía textualmente un BOJA en el que se apelaba a un “principio de precaución”.

“A nosotros nos sorprendió ya que nos dejaran abrir en fase 3, pero bueno... Pues a los dos días nos dijeron que no. Hoy por hoy estamos esperando a que este viernes se conozca la normativa de la Junta de Andalucía para la nueva normalidad”, explican desde Long Rock, uno de los pocos locales que hay en Córdoba que tienen licencia de sala de fiestas.

https://cordopolis.es/2020/06/09/los-empresarios-de-la-noche-no-ven-viable-abrir-con-las-actuales-condiciones/

Otros locales, como Hangar, describían con ironía su situación en redes sociales: “Un día de estos vamos a abrir y no vamos a saber qué hacer”, se podía leer en el muro de esta sala, que vio como el coronavirus se llevaba toda su programación de conciertos de primavera, y que ya la semana pasada amagó con abrir con una fiesta titulada About a girl 90s.

No pudo ser. Le ocurrió como a Long Rock, que había dispuesto todo en el interior del local. Lo mismo que ha hecho esta semana, a la espera de ver por dónde respira el Gobierno Andaluz. Su deseo, en cualquier caso, pasa por que la Junta no tome la misma decisión que ha tomado el Govern balear, que no va a permitir la reapertura de discotecas a lo largo de todo el presente año a menos que se disponga de una vacuna o tratamiento efectivo contra el coronavirus.

Aunque a nadie se le escapa que Córdoba no es Ibiza y que la discotecas de la capital no viven precisamente su temporada alta en verano, la sensación es de incertidumbre, especialmente ante una posible pausa para la música en directo, que afectaría a otros clubs de Córdoba, y que dejaría muy dañada a la escena.

En Córdoba, tienen licencia de sala de fiestas locales como Babilonia, Sala M100, Long Rock, Golden Club, Platinium Club, Góngora Gran Café y Bambú Club, mientras otros espacios, como Sala Hangar, Sojo Ribera o Sojo Mercado, cuentan con licencia de bar con música y pueden abrir desde la fase 3 respetando el aforo, sin permitir el baile en el interior y con un horario más reducido .

Etiquetas
stats