Quioscos de prensa: entre el servicio esencial y el desplome de ventas por el coronavirus

.

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria, muchos negocios y establecimientos han tenido que cesar su actividad en Córdoba, gran parte de ellos por no ser considerados servicios esenciales. No es el caso de los quioscos de prensa, cuyas funciones han sido declaradas de primera necesidad durante el estado de alarma, donde el derecho a la información es fundamental. A pesar de ello, un 25% de los puntos de venta de prensa en Córdoba han tenido que echar el cierre en esta crisis y los que siguen abiertos tienen que hacer frente a un desplome de ventas de más de un 50%.

Son unos 40 puntos de venta de prensa los que han cerrado en Córdoba y provincia, donde hasta hace tres semanas funcionaban en torno a 200, ha explicado a CORDÓPOLIS Luis Mariano César, presidente de la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa de Córdoba (Aveprenco). Además, esta situación se suma a los efectos que ya sufrían desde la crisis económica de 2008, que provocó paulatinamente el cierre de muchos de ellos.

Entre los motivos que han llevado al cierre actual se encuentra tanto el miedo al contagio como la falta de autorización, ya que muchos puntos de venta son bares o establecimientos que, según el Real Decreto de Ley 10/2020, del 29 de marzo, no pueden funcionar durante el estado de alarma. En otros casos, ha sido el desplome en las ventas, que, como en muchos sectores, dificulta mantener abiertos los negocios y afrontar los gastos y las cuotas, especialmente en el caso de los autónomos.

Compradores mayores que se quedan en casa

En los quioscos de prensa cordobeses el descenso ronda el 60%. En gran parte, debido a la falta de clientes, ya que, aunque las medidas de confinamiento permiten salir a comprar prensa, la mayoría de los compradores son personas de edad avanzada que “prefieren quedarse en casa antes de arriesgarse a salir”, ha explicado Luis Mariano César. Pero también porque cada vez son más los que leen la prensa online.

En este sentido, el confinamiento ha acentuado el declive de la prensa escrita en favor de la digital, ya que, gracias a Internet, muchos clientes pueden acceder a la misma información sin necesidad de salir de casa, algo que se ha visto favorecido por el hecho de que algunos medios y editoriales están ofreciendo acceso íntegro y gratuito a todas sus publicaciones online durante las semanas de cuarentena.

Así, con la falta de clientes y el cambio de prioridades durante el confinamiento, los productos que menos están vendiendo los quiosqueros son los coleccionables, cuya venta “ha bajado casi un 90%”, junto a las promociones de venta y los atípicos, mientras que se ha producido un repunte en la venta de pasatiempos, ya que el entretenimiento es prioritario durante los días de encierro. A su vez, la prensa ha notado el descenso, pero en menor medida, ya que se han buscado alternativas como el reparto a domicilio a los clientes habituales.

Reparto a domicilio

Ya que muchos de los clientes habituales de los quioscos son “personas mayores que ahora no quieren o no pueden salir de casa” y que no tienen alguien que vaya al quiosco en su lugar, muchos quiosqueros cordobeses están ofreciendo a sus clientes el reparto a domicilio, evitando siempre el contacto físico y manteniendo las medidas de seguridad.

El recibimiento de la iniciativa, según explica Luis Mariano César, ha sido positivo, ya que muchos de los clientes “no son nativos digitales y no se desenvuelven bien con Internet”, de forma que la prensa digital no es una alternativa para ellos y “agradecen que se le acerque el periódico o revista a su casa”.

Etiquetas
stats