El pulmón del Bejarano toma aire

Un técnico, en una tala controlada de árboles enfermos.

El arroyo Bejarano es uno de los paraísos naturales del término municipal de Córdoba. Este pulmón verde comenzaba a respirar con dificultad. Muchos de sus árboles estaban enfermos o muertos. Tras años de demandas ecologistas y vecinales, este martes comenzaron oficialmente las obras de recuperación del entorno del arroyo Bejarano, que han sido posibles gracias a la firma de los propietarios de parte del terreno, Ramade S. L., con la Consejería de Medio Ambiente y la asociación Acción Ecologista Guadalquivir.

Entre las medidas acordadas se encuentra la corta de los olmos muertos y su eliminación, el establecimiento de un cerramiento ganadero perimetral, que evite la acción de los herbívoros en la regeneración natural de la zona, y la protección de una repoblación con especies autóctonas que se va a realizar.

Acción Ecologista Guadalquivir está siendo la encargada de realizar la plantación con el apoyo de Semillas Cantueso y el programa de repoblación de la propia asociación ecologista.

En total, se calcula que más de 300 árboles del entorno del arroyo Bejarano han sufrido la epifitia de grafiosis, una enfermedad fúngica que se transmite por la acción del escoliótido, un insecto conocido popularmente como “barrinador del olmo”.

Etiquetas
stats