El PSOE se abstiene en la moción de IU sobre la Mezquita

Concejales del PSOE, PP y UCOR hablando antes del pleno | MADERO CUBERO
Durán defiende que el escrito sólo hablaba sobre la titularidad pública y no sobre la gestión; el alcalde defiende que "la Mezquita Catedral siempre ha sido de los cordobeses y lo seguirá siendo" manteniendo el estatus actual; Rafael Gómez considera el debate "un pego"

El PSOE se ha abstenido en el debate desarrollado en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba en la que se ha discutido una moción presentada por IU sobre la titularidad de la Mezquita Catedral. El portavoz de los socialistas, Juan Pablo Durán, ha justificado su postura en que en parte está de acuerdo con algunos puntos de la moción de IU pero que ésta se centra exclusivamente en la titularidad pública del edificio y no en la futura gestión del mismo.

Durán ha asegurado que la postura de los socialistas es "volver al año 2006", es decir, a la situación jurídica previa a la inmatriculación de la Mezquita Catedral por parte del Cabildo. En este sentido, ha insistido en que hasta entonces existía absoluta colaboración entre la Junta de Andalucía y la Iglesia Católica sobre el uso y la gestión del edificio.

La abstención del PSOE ha sido la sorpresa en un tenso debate sobre la Mezquita Catedral donde las posturas han estado muy enconadas. Por un lado, tanto el equipo de gobierno del PP como el grupo de UCOR han defendido dejar las cosas como están. El PSOE ha criticado la situación actual provocada por la Iglesia e IU, que ha sido quien ha traído la moción al Pleno, ha defendido en solitario (aunque su discurso ha sido muy parecido al de los socialistas) que la Iglesia no se apropie del monumento.

Antes del debate entre los concejales tomaron la palabra tres colectivos. Por un lado, María Antonia Jiménez, de Presencia Cristiana, defendió la propiedad del monumento por parte de la Iglesia y rechazó lo que considera que es una "expropiación". Jiménez, que ya habló anteriormente en el Pleno a favor de la reforma del aborto, insistió en que Fernando III "entregó" la Mezquita a la Iglesia y que ha disfrutado el bien desde hace ocho siglos. También que "parte de los ingresos" que obtiene la Iglesia por la entrada al monumento van a parar a "12 proyectos caritativos".

También tomó la palabra el presidente del Consejo de Distrito Centro, Rafael Soto, que reconoció que era la primera vez que se dirigía al Pleno, y que lo hacía para rogar a los concejales que hicieran lo posible por "mantener las cosas como están y cesar esta polémica" que, aseguró, estaba poniendo en peligro el turismo cordobés. Soto también aseguró que Córdoba es "un referente internacional del turismo religioso" y calificó de "mala" y "enfermiza" la intención de "usurpar" el bien a la Iglesia.

En el lado contrario, Antonio Pintor de Europa Laica defendió la "legislación hipotecaria que se ha usado va en contra de los principios constitucionales" de España al haber igualado la figura de un obispo con la de un funcionario público a la hora de inmatricular un bien. También pidió al alcalde, José Antonio Nieto, que se posicionara en un debate sobre un "hecho histórico" y que "será recordado por ser el alcalde que dio la espalda a su pueblo defendiendo a la Iglesia Católica".

En el debate entre concejales ha primado la tensión y un debate que además ha acabado entre acusaciones y disculpas por unas palabras dirigidas por el alcalde al concejal socialista Francisco Alcalde, que fue presidente de la Agrupación de Cofradías. Nieto le reprochó a Alcalde que se le haya "apagado la luz" de la fe al sentarse en la bancada socialista y estar defendiendo una postura diferente a la de la Iglesia Católica. Por alusiones, el propio socialista le respondió al regidor que "mi fe la dejen para mí" ya que "yo a usted nunca se la he preguntado", e incluso lo llegó a acusar de "doble moral". Además, Francisco Alcalde defendió que "en el Evangelio de Cristo no se habla de propiedades ni de inmatriculaciones. Ese es mi Cristo, esa es mi fe", dijo. "He llevado cirios y los sigo llevando, pero yo pienso, cosa que vosotros no hacéis", reprochó, visiblemente molesto.

En cuanto al líder de la oposición, Rafael Gómez (UCOR), restó importancia al debate asegurando que se trataba de "un pego" y defendió que "gracias a la Iglesia podemos estar orgullosos de nuestra Catedral". En un discurso ya escuchado, Gómez dijo que el Pleno tiene que discutir sobre empleo y zanjó que "soy católico porque así nací y así me voy a morir". El concejal de IU, Francisco Tejada, respondió a Gómez que "si alguien cree que está perdiendo el tiempo en el Pleno que se vaya" y que anteriormente se habían discutido otras mociones sobre empleo.

Tejada, el proponente de la moción, preguntó: "¿Qué es más excluyente, decir Mezquita-Catedral o sólo Catedral?", dirigiéndose al alcalde, que anteriormente había rechazado el debate porque se estaban creando "bandos". "Aquí no hay bandos, sino alguien que quiere que los haya", en referencia al obispo. Además, Tejada rechazó que haya sido IU quien haya generado el debate, al tratarse de una recogida de firmas planteada por una plataforma cívica llamada Por una Mezquita Catedral de todos "que nada tiene que ver con IU". También criticó cómo el Obispado está "arrinconando el término Mezquita" en la visita al monumento.

Por su parte, Juan Pablo Durán defendió que se trata de una "polémica que no existió antes" y que "nadie ha puesto en duda nada hasta 2006", que fue cuando la Iglesia inmatriculó a su nombre la Mezquita Catedral. También agregó que quien ha generado "el malestar" ha sido el Obispado al ir progresivamente cambiando el nombre.

Mientras, el alcalde rechazó que la inmatriculación de la Mezquita se haya hecho apoyándose en una "ley franquista", sino que la base jurídica de la reforma de la Ley Hipotecaria modificada en 1998 arranca en 1915, y que "la Ley Hipotecaria que sigue vigente es de 1946". También insistió en que según la web Trip Advisor la Mezquita de Córdoba es uno de "los espacios turísticos con mejor valoración de Europa". Entonces, "¿cuál es el problema?", se preguntó.

Al final, el debate concluyó con una discusión entre el propio alcalde y el portavoz del grupo municipal de IU, que defendió que su propuesta es perfectamente posible como ocurre en Francia, "donde hay catedrales que son propiedad del Estado" y donde se practica el culto católico.

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2014 - 22:11 h
stats