Una plaga de mosquitos inunda tres aldeas de Puente Genil

Un trabajador de Egemasa trata de fumigar la plaga de mosquitos en Cordobilla

Desde hace cinco años, los vecinos de las aldeas de Cordobilla, El Palomar o Sotogordo, dependientes de Puente Genil, sufren un auténtico calvario cada vez que avanza la primavera. Una plaga de mosquitos sobrevuela sus casas. La cercanía de estas poblaciones con el embalse de Cordobilla, que tiene unos problemas de sedimentos y lodos históricos, las hace especialmente vulnerables a la llegada de estos insectos, que lo hacen en forma de plaga.

Los vecinos llevan cinco años quejándose de los problemas generados por la plaga de mosquitos, por cómo sus hijos son literalmente comidos a picotazos y cómo en ocasiones se hace muy difícil la vida en el exterior. En el interior también, pero abundan los remedios para cazar y dar muerte a los insectos.

La empresa que gestiona los residuos y el medio ambiente en Puente Genil, Egemasa, ya ha llevado a cabo varios tratamientos de plagas, aunque sin éxito para muchos vecinos. Por ejemplo, se ha aplicado un tratamiento larvicida de mosquitos en la red de alcantarillado de la aldea de Cordobilla utilizando el producto “Serpa mosquitos tablet”, procedimiento que está indicado para tratar todo tipo de aguas urbanas estancadas tales como alcantarillas, fosas sépticas o sumideros. 

Para ello, se ha procedido a introducir una pastilla efervescente del citado producto en todos aquellos imbornales que presentaban agua, ya que es el medio acuático es el medio propicio para la cría de larvas de mosquitos. Esta ha sido una actuación inicial y se evaluará su resultado, estando previsto la realización de otras actuaciones. 

Además de los tratamientos llevados a cabo por la empresa pública municipal se han establecidos unas recomendaciones básicas para la ciudadanía encaminadas a reducir la proliferación de estos insectos entre las que se encuentran evitar en la medida de lo posible recipientes que puedan acumular agua, como macetas o cubos, y aconsejando utilizar en piscinas, estanques o fuentes un método de cloración apropiado o evitar los riegos por encharcamiento.

No obstante, los vecinos insistan en que el foco principal están en el embalse de Cordobilla, un pantano colmatado de sedimentos donde es muy difícil intervenir. Por eso, se pide una actuación urgente y definitiva por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Etiquetas
Publicado el
30 de mayo de 2021 - 05:00 h