Las aguas de baño de las "playas" cordobesas mantienen unos niveles de calidad adecuados

Embalse de La Colada.

Las aguas de baño de las playas andaluzas se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos, según el informe que ha elaborado la Consejería de Salud y Familias, en base a los análisis realizados por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmaceútica, durante la primera quincena de agosto sobre el estado del litoral en la temporada de baño veraniega.

En total, la Consejería ha vigilado las 268 zonas de baño marítimas y 24 zonas de baño continentales andaluzas, de las cuales todas son aptas para el baño excepto el paraje del Charco Frío-Cueva del Gato en Benaoján (Málaga), cuya calificación no es posible todavía ya que no se dispone del conjunto completo de muestras.

La Junta ha indicado en un comunicado que las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo --de cristal, plástico, caucho, madera, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario--.

Por provincias, en Almería se han realizado un total de 91 muestreos en los 91 puntos censados, que se encuentran repartidos en 77 zonas de baño de 13 municipios almerienses. Por su parte, en Cádiz se han realizado 79 muestreos en 77 puntos censados, repartidos en 55 zonas de baño de 16 municipios.

En Granada se han realizado 38 muestreos en los 38 puntos censados que se encuentran en 30 zonas de baño de nueve municipios. En la provincia de Huelva, se han realizado 50 muestreos en 50 puntos censados, repartidos en 21 zonas de baño de nueve municipios. Finalmente, en la provincia de Málaga, han sido un total de 99 muestreos en 97 puntos censados, que se encuentran repartidos en 84 zonas de baño de 14 municipios.

En el caso de las zonas de baño continentales, el muestreo se ha llevado a cabo en la Balsa Cela en Lúcar, Almería; en el caso de la provincia de Córdoba, en el Embalse de La Breña II en Almodóvar del Río y en la Presa de la Colada; en la provincia de Cádiz se han analizado las aguas del Embalse de Arcos de la Frontera en Arcos de la Frontera, el embalse de Bornos en el municipio de Bornos y el Río Arroyomolinos en el término municipal de Zahara de la Sierra.

En la provincia de Granada se han analizado las aguas de los Embalses de Cubillas en Albolote, Bermejales en Arenas del Rey, Embalse Negratín en Cuevas del Campo, río Toba en los Guajares y el Manantial de Fuencaliente en los municipios de Huéscar y Orce; y en la provincia de Jaén, el muestreo se la llevado a cabo en el embalse Encinarejo y el río Jandula en Andújar, en el embalse Rumblar en Baños de la Encina, en el río Guadalquivir Cazorla, en el río Borosa en Santiago-Pontones, en el arroyo Los Molinos en Siles y en el río Guadalquivir en Villanueva del Arzobispo.

Con respecto a la provincia de Málaga, se han analizado las aguas del embalse Conde de Guadalhorce en Ardales, el Paraje Charco Frío-Cueva del Gato en Benaoján y el Manantial Hedionda en Casares. Por último, en la provincia de Sevilla se ha realizado el muestreo en la rivera del Huéznar en San Nicolás del Puerto.

Finalmente, la Junta ha incidido en que no ha sido posible realizar el control de la calidad del agua en el río Linarejos en Cazorla (Jaén) debido a la escasa profundidad de la zona de baño.

Las continuas labores de vigilancia de la calidad de las aguas de baño permiten elaborar quincenalmente informes sobre el estado sanitario de las aguas de baño. La población los puede consultar en la web de la Consejería ('www.juntadeandalucia.es/salud/') hasta que finalice la temporada de baño el 30 de septiembre de 2021 en las zonas de baño de temporada larga, y hasta el 25 de agosto de 2021 en las de temporada corta.

Por otro lado, la consejería ha informado que, en algunas playas, de forma puntual, se ha detectado en los últimos días un incremento de la presencia de medusas, ocasionado por las condiciones climatológicas existentes. En estos casos, por parte de las autoridades municipales se ha pedido precaución mediante la señalización con bandera amarilla en las mismas. En caso de su detección, se ha recordado que se abstengan de manipularlas por su posible condición urticariforme, avisando de su presencia a los servicios locales de la playa.

Etiquetas
Publicado el
18 de agosto de 2021 - 04:30 h