Primavera a la vista: suben las temperaturas

Conjunto de veladores en Córdoba | TONI BLANCO

Con los papeles invertidos. Así ha enfrentado y enfrenta el continente europeo la primera mitad de la primavera climatológica. El sur parece norte y el norte parece sur. Mientras por la península Ibérica aún buceamos en el armario de invierno antes de salir a la calle, por el interior del continente, desde los Urales hasta Alemania, coquetean con la manga corta según media el día. Un cambio de roles que nos tiene desubicados, pero que quiere volver a la normalidad durante la tregua meteorológica que se anda cociendo para la semana próxima.

Una inmensa borrasca para hacer subir las temperaturas

Desde hoy sábado, el paso hasta el Mediterráneo de la borrasca que ha mantenido la inestabilidad en el sur peninsular durante los últimos días, va a permitir cierto ascenso de la dorsal anticiclónica, que va a servir de anticipo estable ante el brusco cambio que está por llegar. Y es que mientras esto ocurre, sobre el Atlántico Norte anda fraguándose una borrasca que unirá los continentes europeo y americano.

Y es que de la interacción entre una onda de origen subtropical con una baja polar asociada al Vórtice, va a generarse una profunda, y muy extensa borrasca que va a condicionar el tiempo en todo el ancho del Atlántico Norte. La profunda borrasca no nos afectará directamente, pero su influencia determinará el cambio de tiempo que empezaremos a notar a partir de la tarde del próximo lunes.

La profundidad y extensión de la borrasca va a permitir que la dorsal anticiclónica se afiance sobre la Península, y lleve las altas presiones norte-africanas hasta el sur escandinavo. Junto a la dorsal, aire cálido en altura que servirá para elevar las temperaturas en superficie por encima de la barrera de los 25 ºC. Una tendencia cálida y estable que quiere apuntalarse a medio plazo para empezar a coquetear, por primera vez en lo que va de año, con los 30 ºC.

Cierre lluvioso de la semana antes del cambio de tiempo

Pero antes de volver a retozar en la alegría primaveral de los 25 ºC, el fin de semana querrá despedirse con un breve y tímido episodio de lluvias de la cola de un frente asociado a una vaguada de la borrasca atlántica. Así, mientras la jornada del sábado se presenta estable hasta las últimas horas del día, durante la segunda mitad del domingo la nubosidad irá aumentando progresivamente, con la posibilidad de alguna lluvia débil en las primeras horas del lunes, que sería más probable en el norte de la provincia.

Tímido frente para despedir el episodio de lluvias que empezase el pasado viernes 6 de abril, y que dejará paso durante la próxima semana al anunciado cambio de tiempo. Estabilidad y repunte de las temperaturas para empezar a cambiar, ahora sí, el armario de invierno por el de primavera.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats