El presidente de Extremadura plantea en Córdoba una “unión del Sur”

Jose Antonio Monago FOTO: MADERO CUBERO
José Antonio Monago pide superar las diferencias entre izquierda y derecha para que Andalucía y Extremadura sean más fuertes, como ya lo hicieron en los 80 Cataluña y el País Vasco

“Tenemos que reaccionar y desde la política se debe ayudar a impulsar un nuevo modelo con sello propio que haga más crítica, más exigente y más fuerte a nuestra sociedad civil”. El presidente de la comunidad autónoma de Extremadura, José Antonio Monago (PP), ha participado hoy en los desayunos organizados por Diario Córdoba en los que ha propuesto una “unión del Sur” entre su región y Andalucía para combatir la crisis.

En un amplio discurso, Monago ha asegurado que “el Sur existe, debemos darle forma, existe un Sur competitivo ya, capaz de posicionarse al mismo nivel en sectores específicos que las regiones más punteras del norte. Y lo que algunos llamaban ayer como periferia hoy ya no es periferia”. Monago, que venía de reunirse con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reivindicado en Córdoba esta postura, esa especie de unión entre las dos comunidades autónomas más castigadas por la crisis para hacer frente común ante el centralismo y otros nacionalismos.

“No partimos de cero, como tampoco lo hacía el País Vasco, Cataluña o Madrid en los años 80, pero debemos de reordenarlo todo combatiendo viejos fantasmas y estereotipos que ya no corresponden con la personalidad, la conciencia regional e identidad propia que tiene hoy Extremadura y que tiene Andalucía, de la que cada día como de Portugal aprendemos mucho”, insistió.

José Antonio Monago plantea que esa unión huya además de la división entre partidos de izquierda y de derecha. “La unión de la izquierda y la derecha en el Sur para ello es fundamental. Para mí hay decisiones de izquierdas muy necesarias y decisiones de derecha muy acertadas en nuestra sociedad. Yo creo en bajar los impuestos y en impulsar más políticas sociales. Ése es mi modelo para el sur, pero antes hay que estabilizar las cuentas autonómicas, porque creo también que no me puedo gastar lo que no tengo y no quiere dejarle deudas, sino beneficios a mis hijos”, destacó en su discurso.

“El debate de fondo es qué regiones queremos y en qué país creemos. Una España independiente y plural o una España dependiente y centralista. Queremos un sur que baja los impuestos o un sur que los sube, queremos una España con más políticas sociales, en la que los que más tienen más contribuyen, con un estado de bienestar financiable o una España con un estado de bienestar en quiebra, en la que los que más tienen más defraudan, en la que el Estado se sostiene por los impuestos de las clases medias y en que se priman los territorios y no las personas”, concluyó.

Etiquetas
stats