El PP recoge firmas contra la retirada de una cruz de los caídos en Aguilar de la Frontera

La cruz, a la izquierda, junto a la iglesia de Aguilar.

El Partido Popular en Aguilar de la Frontera sostiene una recogida de firmas contra la retirada de una cruz erigida a los caídos del bando franquista durante la Guerra Civil junto a la iglesia de las Descalzas de este municipio. Los populares sostienen que han atendido las peticiones de muchos vecinos contrarios a la retirada de esta cruz en aplicación de la ley de la Memoria Histórica. No obstante, el PP ha argumentado que aceptarán la decisión en caso de que exista un mandato judicial que la avale.

En total, los populares han recogido ya unas mil firmas. La mayoría de ellas han sido estampadas en su propia sede del municipio, según ha llegado a avisar el propio PP a través de sus redes sociales. En las propias redes sociales son muchos vecinos los que consideran que se trata de un bien arquitectónico. La propia alcaldesa, la socialista María José Ayuso, sostuvo que la cruz está en un enclave declarado Bien de Interés Cultural.

La iniciativa para retirar la cruz proviene de la Asociación de Profesionales del Patrimonio Aguilarense. Este colectivo planteó la retirada durante la reunión del Consejo Sectorial Municipal de Memoria Histórica. Entre la argumentación que justifica su propuesta esgrime que "el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, de 2007, obliga a las administraciones públicas a tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Esta asociación considera que en Aguilar les parece "increíble que tengamos aun en pie parte de unos de los símbolos más importantes de exaltación de la sublevación". "Esta cruz, que carece de importancia artística ninguna, se instaló nada más finalizar la guerra, junto a una placa con los nombres de las personas fallecidas pertenecientes al bando nacional, no como símbolo religioso, sino que se hizo para conmemorar y exaltar a aquellos muertos en combate que habían servido de forma voluntaria u obligados en la causa facciosa. No tiene nada que ver con ninguna creencia religiosa ni jamás ha pertenecido al conjunto artístico que rodea a la Iglesia de las descalzas", afirman.

La asociación considera que esta figura es contraria tanto a la ley de Memoria Histórica Nacional, como a la que existe a nivel regional en Andalucía. "Aunque las placas ya se retiraron a principios de la década de los 80, el símbolo sigue siendo una parte fundamental del monumento que rinde honores a los caídos que se habían sublevado y que habían violado la Ley, y que el régimen golpista había instalado a lo largo de todo el territorio nacional, con toda clase de esculturas y manifestaciones similares a esta. Por lo tanto, no tiene ningún sentido de que siga en pie. Además, consideramos como una falta grave de respeto hacia la dignidad de las víctimas del franquismo, que aún en día muchos de ellos permanecen en cunetas, y que sí lucharon para salvaguardar la democracia frente al golpe de Estado", concluyen.

Etiquetas
stats