PP y PSOE sumaron el 81% de los votos en Córdoba en 2011, ¿y en 2015?

Un cordobés se dispone a votar | MADERO CUBERO
El bipartidismo se impuso en la provincia a partir de 1982, aunque no fue hasta las últimas elecciones generales cuando obtuvo mayor fuerza

A tres semanas escasas de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, los cálculos mezclados con las encuestas empiezan a echar humo. Si hay algo que dicen las encuestas de intención de voto que se han ido publicando en los últimos meses es que el resultado de las elecciones generales del próximo día 20 de diciembre se va a parecer bastante poco a las de 2011 por lo que se pronostica como el declive del bipartidismo del PP y el PSOE, que se alternan en el poder desde los años ochenta.

En la provincia de Córdoba, por ejemplo, el bipartidismo alcanzó uno de sus mejores resultados hace ahora justo cuatro años. En las elecciones generales del año 2011 un 81,2% de los cordobeses votó o al PP (que por segunda vez ganó unas elecciones generales en la provincia) o al PSOE. No es el resultado más apabullante del bipartidismo en la provincia. Tres años antes, en las elecciones generales del año 2008, la suma del PSOE y el PP alcanzó el 88,4% de los votos. Nunca en la historia de la democracia dos partidos habían obtenido tanto respaldo en la provincia de Córdoba en unas elecciones generales. En un mes, y según las encuestas, el panorama puede cambiar, pero la gran pregunta es ¿cuánto?

Las encuestas avanzan una crisis del bipartidismo, que de producirse en Córdoba sería una auténtica revolución según los resultados de todas las elecciones generales que se han celebrado desde 1977. El peor resultado que obtuvieron los dos partidos más votados en la provincia de Córdoba se produjo en el año 1979. Entonces, el PSOE y UCD sumaron en 59,9% de los votos. Tres años después, solo el PSOE casi alcanza ese porcentaje de voto. En las elecciones de 1982, las de la famosa mayoría absoluta de Felipe González, los socialistas sumaron el 57,2% de los votos. En segundo lugar se colocó Alianza Popular, con el 21,2%. Ese año, el bipartidismo rozó el 80%.

En los años ochenta hubo altibajos. En 1989, por ejemplo, el PSOE ganó las elecciones y el segundo partido de la provincia no fue un partido de centro o de derecha, sino IU. En esos comicios, el PSOE se hizo con el 49,5% de los votos de los cordobeses, mientras que IU alcanzó el 18,3%. El PP obtuvo ese año su peor resultado de la historia, un 18,2%, y el bipartidismo se quedó en el 67,6%.

No obstante, en los años noventa el bipartidismo fue fraguando y nunca bajó del 76% de 1993, cuando IU también obtuvo uno de sus mejores resultados. En 1996 el bipartidismo llegó al 77,6%, en el año 2000 (cuando ganó por primera vez el PP en la provincia) en un 81,4% y en 2004 en un 83,6%.

Desde el año 2000, en Córdoba son seis los diputados al Congreso que se reparten. Antes eran siete, pero por una cuestión de población la provincia perdió un congresista con el cambio de milenio.

Ahora, en las decisivas elecciones previstas para dentro de un mes, todos los partidos templan gaitas. El PSOE aspira, como mínimo, a mantener un resultado similar al de 2011, cuando alcanzó el 36% de los votos. El PP espera no perder mucho y desconoce exactamente cuánto puede perder, pero aspira a estar por encima de un 25% (supondría perder casi 20 puntos). De confirmarse este pronóstico, trazado por los grandes gurús electorales de los dos grandes partidos, el bipartidismo estaría en sus niveles más bajos desde 1979.

En las elecciones autonómicas de marzo de este mismo año ya hubo una primera prueba de fuego. El PSOE logró el 36% de los votos y el PP superó el 27%. Entre los dos grandes partidos sumaron el 63% de los votos. Solo en 1979 entre los dos cosecharon un resultado peor.

Etiquetas
stats