El PP cordobés, ante las primarias, da “libertad absoluta” a sus afiliados

Última reunión de la dirección del PP cordobés.

“Libertad absoluta a los afiliados cordobeses”. Ese es el mensaje enviado por la secretaria provincial del PP de Córdoba, María Luisa Ceballos, a los afiliados y simpatizantes de su formación ante el proceso de primarias a nivel nacional que acaba de abrir este partido para suceder a Mariano Rajoy. Ni de Soraya Sáenz de Santamaría, ni de María Dolores de Cospedal, ni de Pablo Casado o los otros cuatro candidatos populares que han anunciado su aspiración a liderar el PP. La dirección provincial de los populares cordobeses “no se decanta” por ninguno, según el mensaje de Ceballos, dirigido para informar sobre el proceso de recogida de avales, que finalizó este miércoles a las 14:00.

Ni a título personal ni, por supuesto, representando a la dirección provincial, ningún cargo del PP cordobés ha mostrado públicamente su apoyo a cualquiera de los siete candidatos en disputa. Y nadie lo ha hecho a pesar de que entre la militancia cordobesa son públicas algunas afinidades entre los grandes representantes. De momento, según confirman a este periódico fuentes del PP, se quiere mantener una independencia total y no condicionar el voto de los afiliados.

El propio PP cordobés ya vivió hace un año un proceso de primarias. La dimisión de José Antonio Nieto como presidente cuando asumió la Secretaría de Estado de Seguridad obligó a buscar sustituto. Rosario Alarcón y Adolfo Molina se disputaron la presidencia, que finalmente ganó y con una diferencia más que abultada el segundo. Molina recibió el apoyo explícito de José Antonio Nieto y de la mayor parte de la dirección provincial de éste.

Ahora, la dirección provincial del PP cordobés ve con expectación lo que ocurre en Génova. Y lo hace a pesar de que por ejemplo María Dolores de Cospedal nunca ocultó su admiración por José Antonio Nieto. Y siempre se vinculó al líder del PP andaluz, Juanma Moreno, con Soraya Sáenz de Santamaría. Moreno, no obstante, ha saludado con efusividad la candidatura de su “amigo” Pablo Casado. En Sevilla se especula con que se estaría intentando integrar a estas dos candidaturas.

Nieto comparte con el ya exministro del Interior Juan Ignacio Zoido una afinidad con María Dolores de Cospedal. Nieto es presidente de honor del PP en Córdoba pero tampoco ha querido expresar, de momento, que apoye a ésta o a otra candidatura. Tampoco lo ha hecho Zoido, a diferencia de lo que está ocurriendo con otros líderes populares en muchas de las regiones de España.

Otras fuentes del PP señalan que de momento, además de expectación, hay inquietud. Muchos afiliados y cargos orgánicos estarían esperando a ver cómo se van definiendo las candidaturas antes de dar un paso u otro. Otros, incluso, saben a quién votarán, pero no tienen claro si lo harán público.

La campaña interna de los precandidatos se desarrollará entre el 23 de junio y el 4 de julio. El 5 de julio se instalarán dos urnas en las sedes del partido para que los militantes que se hayan inscrito previamente puedan votar por un lado a las precandidaturas, y por otro, los compromisarios que participarán en el cónclave del 20 y 21 de julio. Serán estos compromisarios los que tendrán que ratificar entre los candidatos que alcancen el mínimo necesario.

Eso sí, si uno de los aspirantes consigue más del 50 por ciento de los votos totales, o es el preferido en más del 50 por ciento de las 60 circunscripciones electorales que hay en la provincia o bien obtiene una diferencia de al menos 15 puntos sobre el segundo, se convertirá automáticamente en candidato único. En principio, no parece que ninguno lo vaya a conseguir.

Etiquetas
stats