El PP baraja incorporar nuevos nombres para “fortalecer” el partido en los pueblos

El presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina.

El presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina, ha expresado este martes que espera “fortalecer” el partido con una remodelación tras los resultados de las elecciones municipales de mayo, todo ello si no hay elecciones generales en los próximos meses, porque en caso de convocarse “la prioridad será poner en marcha a los equipos de campaña, que están muy engrasados de las generales y locales”.

Así lo ha remarcado el popular en una rueda de prensa, en la que ha vuelto a criticar “el chantaje” del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, que “llevan a cabo con todos los andaluces a costa de la financiación autonómica”.

Según ha comentado Molina, ahora mismo se está pendiente de “qué va a pasar dentro de 20 días, si al final se convocan elecciones generales”, puesto que “eso va a marcar el inicio del curso político”, ha señalado. Al respecto, ha asegurado que si hay convocatoria electoral, el PP de Córdoba estará “preparado para echar a andar la maquinaria electoral, que además está engrasada después de las elecciones municipales”.

Pero si no hay elecciones generales, advirtiendo en este caso de que “los ciudadanos están un poco hartos de acudir a las urnas en tan poco tiempo”, se trabajará en su idea de “fortalecer el partido en los municipios, incluir a muchas personas que se han acercado al PP en las municipales para conformar las listas, donde había mucha gente joven y nueva muy válida”, ha argumentado.

En este sentido, el popular cree que dichas personas “hay que ponerlas dentro de la dinámica del partido y trabajar bien en lo territorial con los municipios, intentando responder a los problemas de los ciudadanos en todos los municipios de la provincia”.

En palabras de Molina, si se hace esa remodelación en septiembre, “aún hay margen” en el mes, aunque ha aclarado que en caso de convocarse elecciones, “la prioridad será poner en marcha a los equipos de campaña, que están muy engrasados de las generales y locales”.

Por otra parte, el popular ha recriminado “el chantaje” de Sánchez y Montero a todos los andaluces, porque “se niegan a pagar lo que corresponde con la financiación”, que se cifra “en 1.350 millones de euros que son con los que Andalucía paga las políticas sociales, como educación, sanidad y dependencia”.

Al hilo, ha reprochado que “la ministra diga que no puede pagar porque está en funciones”, al tiempo que ha censurado que Montero declare que gasten las comunidades autónomas, “que ya se verá cómo se paga la financiación”, algo que ha tachado de “irresponsabilidad”.

De este modo, ha reclamado que “cese el chantaje a todos los andaluces y paguen su obligación, los 1.350 millones de euros”, y “si hay un problema legal, que convoque a la mayor brevedad al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)”.

También, ha agregado que habrá que hablar de “la infrafinanciación de Andalucía”, que “el gobierno de Susana Díaz cifró en 4.000 millones de euros que deberían dar de más de lo que ya dan y que el PP apoyó reclamar al Gobierno de Rajoy”, de manera que ha solicitado a la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, que “reclame al Gobierno de Sánchez esos 4.000 millones de euros”.

Mientras, Adolfo Molina ha lamentado la situación de “parálisis” que Pedro Sánchez ha sometido a España y que “se deja ver en los datos de paro” que se han conocido en esta jornada.

A nivel nacional, los datos de paro siguen en la línea de los últimos meses: “cuando el PSOE entra por la puerta, el empleo sale por la ventana”, ha expresado Molina.

En el último mes se ha producido “la mayor destrucción de empleo de un mes de agosto de la última década”, con una caída de 212.984 afiliados en la Seguridad Social, con 54.371 nuevos parados en agosto, “tres veces más que la media de los últimos cinco años del PP”. En términos interanuales, la creación de empleo se ha reducido a la mitad en todos los sectores de la economía, “siendo especialmente preocupante en el turismo”, ha apuntado.

Ante esto, le ha exigido a Pedro Sánchez que “deje de discutir de sillones con Iglesias y se ponga a trabajar para que los españoles vuelvan a trabajar”.

Y es que, en el ámbito andaluz, “el paro también ha subido, pero hay un hilo de esperanza: Andalucía tiene 34.088 parados menos que hace un año (-4,30%), y los datos reflejan una subida de 5.690 personas en agosto (+0,76%) respecto al mes de julio, una cifra que sin ser buena es mejor que la media nacional, que supera el 1%”, ha detallado.

“Siendo agosto un mes malo, esta cifra es la mejor de Andalucía en los últimos años”, ha defendido Molina, quien ha apostillado que “con el PSOE, la subida fue de 17.094 parados en 2017 y de 8.264 en 2018”.

Por tanto, “el trabajo del Gobierno del cambio en Andalucía está dando sus frutos y en términos anuales está descendiendo el paro, aunque aún queda mucho por hacer y seguiremos trabajando para reducir esas cifras”, ha aseverado el popular.

Etiquetas
stats