La Policía Local impone 18 denuncias por conducir bajo los efectos de alcohol o drogas

Control de la Policía Local | MADERO CUBERO

La Policía Local de Córdoba ha impuesto un total de 18 denuncias por conducir bajo los efectos del consumo de alcohol o drogas, de las cuales 13 han estado motivadas por tasa de alcoholemia y cinco por estupefacientes. Lo ha hecho dentro de la campaña de especial vigilancia y concienciación puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT) del 4 al 10 de junio.

En este marco, la Policía Local ha realizado durante la pasada semana un total de 1.020 controles de alcohol a conductores, arrojando un total de 13 positivos. De estos, 12 han sido de carácter administrativo y uno penal, lo que significa que el 98,8% de las personas que realizaron los controles cumplían la normativa.

También, según la información facilitada por la Jefatura de la Policía Local de Córdoba, se realizaron 21 test de presencia de drogas en personas conductoras, de los cuales un total de cinco fueron positivos en sustancias estupefacientes, acarreando la preceptiva sanción. El porcentaje conductores infractores respecto al conjunto de los 21 que fueron sometidos a controles de drogas en esta última campaña es de un 23,8%.

En total, comparativamente, ha descendido el número de personas conductoras sancionadas en 2018 respecto de 2017, ya que han sido 18 las denuncias impuestas, cinco menos que un año antes. Además, el número de denunciados por drogas se ha reducido a la mitad, pasando diez a cinco.

El teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, ha resaltado “el valor de las campañas preventivas y de toma de conciencia”. “La responsabilidad genera seguridad vial y salva vidas, mientras que las infracciones tienen efectos que pueden ser irreparables en muchos casos”, ha argumentado.

Aumente ha recordado la necesidad de “avanzar, social y educativamente, y desde la responsabilidad de la ciudadanía, para eliminar un factor de riesgo, como es la presencia de alcohol o drogas en la conducción”. Un aspecto “que está detrás de casi un tercio de los accidentes mortales”.

Esta reciente campaña, a la que se ha sumado la Policía Local de Córdoba para su realización en la capital, ha puesto especial énfasis en los colectivos policonsumidores. Es decir, aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen habitualmente alcohol o drogas.

Conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, según informa la DGT. Aparte del alcohol, casi un 15% de conductores conducen tras haber consumido alguna sustancia (drogas de abuso) que pueden afectar a la capacidad para una conducción segura. El cannabis (THC) y la cocaína son las dos sustancias más frecuentemente halladas.

Con independencia del efecto sobre los conductores, el alcohol supone también un riesgo para los ciclistas y también los peatones, como usuario de la vía que comparte con los demás el espacio público, fundamentalmente en zona urbana.

Etiquetas
stats