La Policía desaloja a los empleados de Cecosam que se habían encerrado

.
Los empleados reclaman que el Consistorio dé marcha atrás en su intención de privatizar temporalmente la mayor parte del servicio municipal de cementerios

Sobre las 17.30, la Policía Local de Córdoba ordenó el desalojo de la docena de trabajadores de la empresa municipal de cementerios de Córdoba (Cecosam) que se había encerrado en la quinta planta del Ayuntamiento de la ciudad. Los agentes dialogaron con los trabajadores, que finalmente decidieron salir de las dependencias municipales sin oponer resistencia. A las 19.00, los empleados de Cecosam se volvieron a concentrar a las puertas del Consistorio para protestar.

Los empleados de Cecosam llevan meses protagonizando protestas. A diario se concentran en la puerta del Ayuntamiento y con motivo del día de los Santos, el pasado 1 de noviembre, se encerraron en el interior de las instalaciones del cementerio de San Rafael. El Ayuntamiento, de momento, no ha declinado y sigue manteniendo como única salida para la empresa la privatización temporal.

Según anunció el pasado 18 de octubre el teniente de alcalde y presidente de Cecosam, Rafael Navas, el Ayuntamiento cederá la gestión de los cementerios de Córdoba a una empresa privada durante un plazo de cuatro años, prorrogable a otros dos años más. El Consistorio mantendrá, en cambio, la gestión de la administración de Cecosam (y también dejará en nómina a sus trabajadores, unos 11 de los más de 50 de la firma). El resto de empleados y de trabajos se subrogarán a la empresa que gane el concurso de cesión que convocará en las próximas semanas el Ayuntamiento.

En concreto, y según la información aportada por el teniente de alcalde, Cecosam cederá la gestión de los cementerios, el tanatorio y las inhumaciones a una empresa privada que gane el concurso. Navas calcula que serán unos 30 los trabajadores que dejarán de percibir su salario de las arcas municipales. Esta treintena de contratos se subrogarán a nombre de la nueva gestora de los cementerios de Córdoba. Sin embargo, los sindicatos calculan un total de 45 y denuncia que peligra el puesto de trabajo de unas 15 personas. Al contrario, Navas asegura que su empleo no peligra, ya que en el pliego de condiciones de la adjudicación se destacará que cuando la empresa adjudicataria deje de prestar sus servicios esta treintena de trabajadores volverán a formar parte de la plantilla municipal.

La empresa privada que gestione Cecosam se hará también con el cobro de las tasas e impuestos por el uso de los cementerios públicos cordobeses. Sin embargo, el Ayuntamiento se reserva el control de estos precios.

Navas ha asegurado que se ha visto obligado a tomar esta decisión por el rumbo financiero que estaba tomando la empresa. El teniente de alcalde ha insistido en que el volumen de negocio de Cecosam se ha desplomado en este último ejercicio “por la privatización decidida por el gobierno de la Junta del PSOE e IU del mortuorio del hospital Reina Sofía”. Según Navas, los ciudadanos prefieren contratar este servicio que ahora es más barato que hacerlo con Cecosam.

Según el presidente de Cecosam, “si no tomamos estas medidas iríamos a la disolución de la empresa”, ya que la reforma de la administración local aprobada por el Gobierno prevé la liquidación de las firmas municipales que el 31 de diciembre de 2012 estén en números rojos. Por eso, Navas asegura que toma las medidas basándose en “tres premisas: garantizar un servicio de calidad, garantizar beneficios y garantizar los puestos de trabajo”. Además, el concejal insistió en que su intención pasa por que “todo esto no le cueste dinero a los cordobeses”. También destacó que Cecosam “conservará el carácter público” y que se cumplirá así la promesa del alcalde, José Antonio Nieto, de no privatizar ni una empresa municipal en este mandato.

Etiquetas
stats