La Policía busca a un segundo atracador tras la persecución del viernes

El hombre se dio a la fuga después de que los agentes interceptaran su vehículo, que se interceptó

La Policía Nacional busca al segundo atracador protagonista de la espectacular persecución del viernes por la noche. Según han confirmado distintas fuentes, este hombre huyó cuando los agentes lograron interceptar el C2 con el que se estaban dando a la fuga los dos atracadores. Uno fue detenido allí mismo, pero esta segunda persona huyó a pesar de la contundencia con la que se interceptó su vehículo, que acabó ardiendo.

Sobre las 22.00 del viernes se produjo un atraco en una gasolinera de Aguilar de la Frontera. Los atracadores huyeron a bordo de un turismo modelo C-2 por la Autovía de Málaga (A-45) en dirección a Córdoba. A la altura de Fernán Núñez, los atracadores adelantaron a una velocidad considerable a un vehículo de la Policía Nacional. A bordo iban dos agentes "francos de servicio" que vieron cómo les adelantaba un turismo que llevaba las matrículas tapadas y que además a bordo iba una persona que se estaba cambiando de ropa. Inmediatamente llamaron a la central operativa del 091, que apenas un minuto después recibió la alerta de la central de la Guardia Civil de que se había producido un atraco en una gasolinera de BP en Aguilar de la Frontera. Las características del vehículo coincidían con las del turismo que les acababa de adelantar. Comenzó entonces la persecución.

En Córdoba, rápidamente intentaron cortarle el paso varias patrullas policiales al C2, que hizo caso omiso de ellas. Los primeros agentes que le perseguían desde la Autovía de Málaga lograron interceptarlo a la altura de la glorieta del avión, justo en frente del Eroski. Sin embargo, el vehículo que huía se empotró contra ellos, dejando gravemente dañado el coche policial. Estos dos policías han resultado heridos. Poco después, otra patrulla logró interceptar el vehículo en la calle doctor Rafael Blanco, también sin éxito, hasta que finalmente se logró parar al coche en fuega en la calle Acera del Río. Allí, nuevamente, el C-2 se empotró contra los agentes, pero ya no pudo continuar la huída. Uno de los atracadores fue arrestado.

Etiquetas
stats