Un Pleno de cinco minutos y el informe perdido de Intervención

.
El déficit del Ayuntamiento alcanza los 27,7 millones (aunque este año habrá que sanear 24,8) después de que se haya incumplido también el plan de saneamiento aprobado en 2009

La frase “ojalá todos los plenos durasen lo mismo” fue lo más repetido durante la sesión extraordinaria convocada ayer en el Ayuntamiento de Córdoba. El Pleno duró cinco minutos y podría haberlo hecho menos incluso. La sesión había sido convocada para que los concejales tomasen conocimiento de la liquidación presupuestaria de 2012, presentada ayer por el concejal de Hacienda, José María Bellido (PP) y que obligará al Ayuntamiento de Córdoba a hacer un fuerte recorte del gasto y a refinanciar su deuda, después de que su déficit alcance los 24,8 millones. Sin embargo, duró un poco más porque no se había incorporado un importante informe de intervención al expediente que tenían que tomar conocimiento los concejales.

Este informe se incorporó sobre la marcha y por eso cinco minutos después se dio por concluido el Pleno. Sin embargo, el documento ofrecía una importante sorpresa. El informe de la interventora concluye que el déficit (que técnicamente se llama remanente negativo de tesorería) no es de 24,8 millones, sino de 27,7. Ésta es la diferencia que sale después de que se analice el avance del plan de saneamiento del Ayuntamiento aprobado en el año 2009. Por eso, y porque se refiere a este plan de saneamiento, el Ayuntamiento no tendrá que hacer un esfuerzo adicional al que ya tenía previsto hacer, según fuentes municipales. Es decir: el recorte a afrontar es de 24,8 millones y no de 27,7 millones. ¿Porqué? Porque en la liquidación presupuestaria de este año el Ayuntamiento no ha incluido el pago de unas facturas por importe de 754.737 euros y la devolución de hasta 2,15 millones de euros de algunos ingresos (casi todo impuestos).

Mientras tanto, y poco antes del Pleno, el alcalde, José Antonio Nieto (PP), atendió a los periodistas y dijo que “todos los índices de gestión achacables al actual equipo de gobierno” que preside “son positivos”. “La gestión presupuestaria de un ayuntamiento es compleja”, hasta el punto de que “no sería lógico, ni lo apoyaría nadie, que en un año o año y medio” el gobierno del PP “pudiera resolver la liquidez presupuestaria” del Consistorio, “que es donde impacta la mala gestión de años anteriores”.

Sin embargo, tras Semana Santa el equipo de gobierno tendrá que hacer auténtica ingeniería financiera para salvar esos 24,8 millones de euros de déficit. La pregunta del millón es ¿qué hay que hacer a partir de ahora? Los informes de los técnicos y de la interventora municipal son claros y hablan de tomar medidas de inmediato. El Ayuntamiento le ha hecho caso y ayer mismo se firmó un decreto en el que insta al Pleno a tomar medidas. La primera de ellas es “la reducción de gastos del nuevo presupuesto [el de 2013, recién aprobado] por cuantía igual al déficit producido”, según consta en el segundo punto de este decreto. La segunda, y como avanzó el concejal de Hacienda José María Bellido en rueda de prensa, es intentar hablar con los bancos para refinanciar la deuda del Ayuntamiento. Hoy, el Consistorio tiene una deuda global que se aproxima a los 300 millones de euros. El objetivo es negociar con los bancos el periodo a devolver esa deuda. La refinanciación traería consigo que se pudieran relajar de forma inmediata los intereses que se pagan, pero ampliaría la cantidad de tiempo a pagar el total de lo que se debe. Con este ahorro, lo que pretende el Área de Hacienda es afrontar de manera inmediata el pago de la deuda a corto plazo de Procórdoba: una póliza de crédito con el BBVA que hay que devolver, unos 16 millones de euros en total, antes de junio.

Si no se enjuga el déficit ni con recorte de gastos ni refinanciando su deuda, el concejal José María Bellido ha avanzado que la única salida que tendría el Ayuntamiento sería la de pedir un “préstamo de mandato”. Esta es una figura permitida por el Ministerio de Hacienda para afrontar situaciones como esta. Un préstamo de mandato tiene que ser devuelto, precisamente, antes de que expire el presente mandato municipal, en mayo de 2015.

Etiquetas
stats