Plante en un colegio en Villarrubia tras sufrir inundaciones este jueves

.

Madres y padres del colegio público Azahara de Villarrubia se han concentrado en la mañana de este viernes a las puertas de este centro educativo para demandar una solución. Este jueves, hubo que desalojar a buena parte del alumnado, formado por casi medio millar de niños, después de que dos aulas de la planta superior sufrieran inundaciones. Hubo que suspender las clases temporalmente, que se han reanudado con normalidad este viernes. Sin embargo, los niños han entrado una hora tarde a clase después de la concentración de los padres y madres, que tras “la gota que ha colmado el vaso” ya demandan o “una reforma integral” o “un colegio nuevo”.

Tras las lluvias de este jueves, las humedades han calado a las plantas inferiores. En caso de nuevo desalojo, los padres denuncian que los niños no tienen lugar para ser realojados, ya que este colegio carece de salón de usos múltiples, sala de música, sala de informática o gimnasio. “Cuando llueve los niños no pueden hacer gimnasia”, lamentan los padres, que reclaman una reforma integral del colegio.

“El colegio está saturado”, denuncian también los padres, que han leído un manifiesto en la concentración de este viernes. “Es un colegio antiguo sin mantenimiento apenas en el que los espacios interiores aulas de música con necesidades han debido ser suplidas por falta de espacio”, condenan.

Además, denuncian que no hay ascensores adaptados para el caso de que haya alumnos con necesidades especiales o movilidad reducida, y que se cambiaron las ventanas de hierro al ser consideradas muy peligrosas pero no las puertas. Los aseos también son “muy antiguos”, según denuncian, y el “patio de albero carece de drenaje” y también sufre inundaciones cuando llueve.

Etiquetas
stats