Un plan para que Córdoba sea la ciudad de la Mezquita y mucho más

.
Alcalde y consejero de Turismo presentan en el Alcázar el Plan Turístico de la ciudad, firmado entre las dos administraciones, que persigue el objetivo de desestacionalizar el turismo local

“Córdoba es la ciudad de la Mezquita”. Éste es el principal diagnóstico de los técnicos que han elaborado el Plan Turístico de Córdoba (desarrollado de forma conjunta entre la Consejería Turismo y el Ayuntamiento), que han concluido que si la ciudad quiere aumentar su desarrollo turístico tiene que ser mucho más que la ciudad de la Mezquita.

El alcalde, José Antonio Nieto, y el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, han presentado ya de manera oficial en el Alcázar de los Reyes Cristianos el contenido concreto de un ambicioso plan que prevé una inversión de 25 millones de euros en los próximos tres años y que busca sacar al turismo del casi monocultivo de la ciudad: visitar la Mezquita y quizás los alrededores, pero poco más.

Así, los técnicos han trazado un ambicioso plan que pasa por convertir a Córdoba en una ciudad de experiencias, para que el turista pernocte y disfrute tranquilamente de ellas. Pero también mucho más: Córdoba es una ciudad con patios durante todo el año (el plan prevé la rehabilitación como museo de los patios del localizado en la calle Trueque) y también ahora la ciudad de las cuatro culturas (antes eran tres): la romana, la musulmana, la judía y la cristiana.

El plan, ambicioso, prevé grandes obras pero también pequeñas. Así, las más destacadas son las restauraciones del patio de la calle Trueque y la rehabilitación de Regina, en el que se instalará el Museo de la Ciudad y de sus cuatro culturas. También albergará un museo de arte cofrade, según se desveló ayer. El proyecto también contempla actuaciones en el entorno del Templo Romano, para hacerlo visitable, y en el Alcázar de los Reyes Cristianos, donde se instalará un centro de interpretación de la expulsión y persecución de los judíos en la Torre de la Inquisición.

Pero también es un plan de pequeñas cosas que también transformarán la visita turística a la ciudad. Así, se ha diseñado una nueva señalética de los hitos turísticos de la ciudad, mucho más moderna e informativa, con puntos interactivos. También se prevé eliminar muchos elementos que afean el casco histórico, como los cruces de cables de todo tipo entre sus calles, y huir de la “banalización” del entorno de la Mezquita Catedral.

Además, y como novedad, se ha diseñado una ruta musulmana que partirá desde la Mezquita hacia los monumentos árabes de la ciudad y los restaurantes certificados con el sello Halal.

En 2014 ya están en marcha pequeños trabajos previos en la calle Trueque y Regina, y está previsto que el grueso de la inversión se desarrolle a lo largo del año 2015.

Etiquetas
stats