Un plan apoyado en la “justicia” y “la complicidad” ciudadana

Ambrosio y Del Castillo, en un momento de la rueda de prensa
Isabel Ambrosio y el edil de Servicios Sociales, Rafael del Castillo, presentan oficialmente el plan de rescate ciudadano, que tendrá una dotación de 550.000 euros hasta diciembre | Se busca un modelo horizontal que "descarte la caridad" y apueste por la colaboración

"Un plan que se apoya en lo que es justo y no en la beneficiencia o la caridad", que se apoya en "redes colaborativas y la complicidad de la gente" y en el que el Ayuntamiento es una herramienta más que centraliza o pone en contacto a personas y colectivos. Isabel Ambrosio y el edil de Servicios Sociales, Rafael del Castillo (IU), presentaron ayer las líneas maestras de uno de los compromisos del equipo de gobierno, cuyas claves fueron avanzadas por este medio.

El plan, que arranca desde ya y que tiene asignados unos 550.000 euros de aquí a diciembre, procedentes del ahorro en cargos de confianza, plantea una serie de medidas que buscan "garantizar las necesidades básicas para aquellos que peor lo están pasando", pero también "tener una perspectiva de futuro mucho mejor que el que tienen ahora", han destacado Ambrosio y Del Castillo, que han coincidido en la necesidad de un cambio de visión sobre un concepto de ayuda "que debe dejar de ser vertical y apostar por la colaboración ciudadana porque la caridad, que se ejerce desde arriba, resulta humillante", indicó Ambrosio.

Del Castillo reclamó un importante refuerzo en el Área de Servicios Sociales, (que ya cuenta con tres nuevas trabajadoras) e indicó que el plan plantea medidas a corto y a medio y largo plazo. Entre las primeras, algunas ya se han puesto en marcha, como facilitar el empadronamiento sin necesidad de acreditar un título de propiedad o contrato de arrendamiento.

Esta medida es "la vía de entrada" para muchos servicios y ayudas en el ámbito municipal, destacó el edil de IU, que fue desgranando los puntos claves de las acciones a corto plazo: mínimo vital de consumo de agua, nuevo acuerdo con Endesa para un precio social y evitar cortes de luz, la apertura inminente de la Oficina de la Vivienda, prevista para el día 20, y un diagnóstico "certero y sin partidismo" de zonas de actuación prioritaria como Palmeras, Moreras o barrio Guadalquivir.

En materia de vivienda, Del Castillo también avanzó la necesidad de contar con una bolsa de viviendas y una casa de acogida familiar para dar respuesta a "emergencias habitacionales". No descartó que desde el Ayuntamiento se pueda sancionar a los bancos que no pongan en el mercado sus viviendas vacías: "Se estudiará si esta medida es viable, pero mi posición es que debe hacerse porque responde a un derecho fundamental como es el de la vivienda".

Etiquetas
stats