Pistoletazo de salida definitivo para el Cercanías

Imagen de archivo de una estación de cercanías | MADERO CUBERO

La recta final para poner en marcha el servicio de tren de Cercanías en el término municipal de Córdoba, desde Alcolea a Villarrubia, se encara desde este lunes. Está previsto que la Junta de Gobierno Local apruebe el contrato con Renfe, después de la toma de conocimiento previa del levantamiento, por parte de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, del reparo que hizo la Intervención General del Ayuntamiento sobre la insuficiencia de crédito para este servicio. Tras resolver también la discrepancia relativa a la sostenibilidad financiera del contrato para la puesta en marcha del servicio, el camino parece ya despejado.

Según lo previsto, los trámites necesarios para la aprobación y adjudicación del servicio de transporte de viajeros por ferrocarril a Renfe Viajeros podrán continuar así su tramitación a partir de este lunes. Y es que la intención del equipo de gobierno, es que el Cercanías esté en funcionamiento en el primer trimestre de 2018, según avanzó la propia alcaldesa hace unos días.

La línea de este Cercanías dentro del término municipal de Córdoba tendrá un recorrido de unos 23,5 kilómetros y prestará servicio con cinco paradas: Villarrubia, El Higuerón, estación Córdoba central, Rabanales y Alcolea, pero faltarían dos más proyectadas: Parque Joyero y Levante. De hecho, Adif llegó a presupuestar 18 millones de euros para estas dos estaciones pero, actualmente, no contempla su ejecución.

A partir de ahora, y ya con el contrato para adjudicar a Renfe -única compañía que opera los ferrocarriles españoles-, en paralelo el Ministerio de Fomento deberá declarar el Cercanías como "Obligación de Servicio Público", garantía para que sea el Gobierno quien finalmente se haga cargo del pago del servicio asumiendo el déficit de su explotación. Hasta el momento, el Ayuntamiento ha asumido en sus cuentas el coste que conllevaría la puesta en marcha del Cercanías hasta que el Ministerio le otorgue dicha consideración.

Firma del contrato con Renfe

Ahora, una vez aprobado el contrato de este servicio, Ayuntamiento y Renfe podrán poner fecha para firmarlo y será entonces la compañía estatal la que decida cuándo, definitivamente, se inician los viajes del Cercanías. Renfe ya anunció que calculaba que tardaría unos tres meses tras la firma del contrato en poner en marcha los trenes y terminar de ajustar cuestiones de seguridad.

Hasta llegar a este punto, el camino no ha estado libre de retrasos. El proyecto del Cercanías, que nació en el anterior mandato municipal con gobierno del PP, acumula ya cuatro años encima de la mesa. Con el cambio de gobierno en el Ayuntamiento en 2015, sufrió su primer parón y, una vez retomado por el actual ejecutivo local, los obstáculos no han sido pocos.

Solo en 2017, se han dado varias fechas para la firma de su contrato. Primero, para finales de abril y, más tarde, para comienzos de septiembre. Fue en este mes cuando el Ayuntamiento recibió el pliego de las cláusulas técnicas para contratar el servicio con las correcciones de Renfe, más las condiciones administrativas.

Luego, los informes de la Asesoría Jurídica Municipal y de la Intervención General han sumado semanas al calendario del proyecto, hasta retrasarlo a este momento. Ha tenido que llegar el 20 de noviembre para que, finalmente, el Ayuntamiento saque adelante el contrato para el servicio de Cercanías.

Etiquetas
Publicado el
20 de noviembre de 2017 - 03:14 h
stats