Piden la retirada de la sanción de la Junta al comedor del Rey Heredia

.
El colectivo, que ha presentado alegaciones al expediente sancionador, dice que “hay margen dentro de la legalidad para buscar una solución” y que la cocina se reabra

Representantes de la Acampada Dignidad han solicitado este viernes a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía la anulación de la sanción prevista en el expediente abierto por la administración autonómica por la apertura y puesta en marcha sin agua corriente de la cocina abierta del antiguo colegio Rey Heredia, que atiende a personas sin recursos, sanción que asciende a un total de 5.300 euros.

El Colectivo Dignidad –identificado por la Junta como responsable en su expediente sancionador– ha presentado ahora ante la Junta una serie de alegaciones a la multa impuesta por dos sanciones: una menor de 300 euros por mantener la cocina abierta sin suministro de agua corriente y otra más importante de 5.000 euros que corresponde a una infracción administrativa por el hecho de no haber comunicado la apertura de un establecimiento alimentario con anterioridad a su puesta en marcha. Según los representantes del colectivo, este expediente sancionador se inició a instancias del anterior gobierno municipal del Partido Popular, que procedió a denunciar ante las autoridades sanitarias a la Cocina Abierta del Rey Heredia después de cortarle el suministro de agua.

En sus alegaciones, el colectivo argumenta que “siempre hemos colaborado con los inspectores de la Junta”, que procedieron a visitar el Rey Heredia el 23 de marzo, fecha desde la que permanece cerrada la cocina abierta siguiendo las indicaciones de los inspectores, cierre que el Colectivo Dignidad argumenta también en su escrito presentado este viernes, según ha manifestado su portavoz, Pablo Martínez.

Mediante este escrito, los activistas “somos conscientes de que existe un reglamento” previsto para la garantía sanitaria de los establecimientos donde se manipula y dispensa comida pero, en su opinión, “hay margen dentro de la legalidad para buscar una solución” y “motivos suficientes” para reducir la sanción “a leve o eliminarla”.

“Entendemos que cuando la sociedad toma la delantera para satisfacer las necesidades de las personas en situación de emergencia, las administraciones no pueden poner palos en las rudas”, ha dicho Martínez en alusión a la labor de la cocina abierta del Rey Heredia, que venía ofreciendo comida a un centenar de personas cada día antes de su clausura.

“Es necesario encontrar una solución a este tema que permita la continuidad del comedor”, ha añadido Martínez para explicar que no comparten el sentido de “sancionar a quien está intentando hacer las cosas bien”. Para la apertura del comedor del Rey Heredia, sus responsables señalan que primero es necesario despejar cualquier duda sobre el expediente sancionador de la Junta de Andalucía y que el Ayuntamiento de Córdoba firme el convenio que regula las condiciones de cesión del antiguo colegio a la asociación creada por los vecinos del Distrito Sur para ello.

Etiquetas
stats