Piden medidas para evitar agresiones a trabajadores sociales del Ayuntamiento

Un coche sale de la comisaría de Campo Madre de Dios | MADERO CUBERO

El pasado viernes una educadora del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, que trabaja en el distrito Sur, sufrió una agresión por parte de una usuaria que le produjo diversas lesiones físicas. Un hecho que quiso denunciar CGT, que mostró su indignación y repulsa al hecho, así como su solidaridad con la trabajadora. El sindicato apuntó que éste no es un hecho aislado, puesto que las amenazas, las intimidaciones y los intentos de agresión son ya habituales, desde hace años, en todas las zonas de Trabajo Social del Consistorio. Prácticamente en todos los distritos de la ciudad se han producido incidencias, apuntó.

Por ese motivo, el sindicato CGT del Ayuntamiento exige a los responsables de Servicios Sociales, concejal y dirección general de esta área medidas para evitar ese tipo de situaciones, tal y como señaló en la jornada del lunes. Además indicó que también ha exigido de manera permanente al actual concejal de Servicios Sociales, desde que tomó posesión, que se pusieran medidas de seguridad. Entre otras, el sindicato solicitó que de forma constante en todos los Centros de Servicios Sociales haya un agente de la Policía Local durante toda la jornada de trabajo y en los lugares más conflictivos se refuerce con otro.

Las medidas de CGT propuso también que sea el Ayuntamiento quien denuncie las amenazas e intimidaciones a los trabajadores, y mucho más las agresiones, ya que hasta ahora, dijo, los responsables de Servicios Sociales se limitan a decir que sean los propios empleados los que de manera individual denuncien. Del mismo modo, abogó por que sean los servicios jurídicos municipales quienes, además de formular la demanda, se encarguen de la defensa en todo el procedimiento judicial. Por otro lado, el sindicato pidió que los responsables del Área apliquen el reglamento de Centros de Servicios Sociales, en el que se prohíbe la entrada a quienes amenazan, intimidan y en ocasiones agreden a los trabajadores.

Del mismo modo, CGT apuntó la necesidad de que se dote adecuadamente a la plantilla municipal de trabajadores sociales, pues consideró que en muchas ocasiones las situaciones violentas vienen agravadas por la imposibilidad de atender a los ciudadanos en un plazo razonable. La lista de espera actualmente llega a más de dos meses desde que se solicita la cita para recibir atención, argumentó el sindicato, que afirmó que algunas zonas deben ser reforzadas en cuanto a personal de manera inmediata. Por último, apostó por que se reconozca en los puestos de trabajo de Servicios Sociales de los diferentes distritos la peligrosidad del mismo, tanto a nivel económico como con mayor descanso de forma trimestral, semestral y anual.

El sindicato señaló que la exigencia de sus medidas se produce desde hace años y que desde que entró el nuevo concejal de Servicios Sociales, Rafael del Castillo, las ha puesto sobre la mesa. Propuestas que, indicó CGT, son desoídas por el edil con la fórmula de rotar a los trabajadores. Así, la organización sindical solicitó que se lleven a efecto sus planteamientos y entendió que los responsables de la agresión son también, por omisión, los actuales responsables de Servicios Sociales.

Etiquetas
stats