Personal del hospital pide que se tomen medidas tras las últimas agresiones

Material tirado por el suelo tras la última agresión en el hospital de Salud Mental.
Satse reclama que se aumente la dotación sanitaria en los servicios con más riesgos y que el servicio de seguridad esté disponible durante las 24 horas

El personal sanitario del hospital Reina Sofía de Córdoba ha reclamado a la dirección del centro que tome medidas después de las últimas agresiones sufridas por algunos profesionales. En concreto, y según ha informado el Sindicato Profesional de la Enfermería Satse, profesionales de la Unidad de Salud Mental del Hospital Provincial han presentado ante la directora gerente, Marina Álvarez, un escrito de queja y de peticiones a la vez que de declinación de responsabilidad ante las agresiones producidas recientemente y las que se puedan producir tanto entre pacientes como a los profesionales.

Según Satse, el escrito lo suscriben la inmensa mayoría de los profesionales y en él denuncian la situación de los sanitarios que prestan servicio en la unidad de Salud Mental del Hospital Provincial, donde el déficit de personal, junto con otros factores de tipo estructural como son la ausencia de agentes de seguridad las 24 horas y la dificultad para la localización de los celadores, hacen que la intervención de la directora gerente “se haga necesaria”.

A estas peticiones hay que añadir un documento colectivo con las firmas del personal de Salud Mental de otro centro hospitalario cordobés, también dependiente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), en Los Morales donde manifiestan “la vital importancia de disponer de vigilante de seguridad las 24 horas, cosa que ahora no ocurre”.

Ante ello, el Satse reclama necesario aumentar la dotación habitual en una enfermera y un auxiliar por turno, así como mantener siempre la presencia física del personal de seguridad, “ya que no existe cobertura de los mismos las 24 horas como la hubo en otro tiempo, para de esta manera dar amparo a situaciones como la ocurrida el pasado fin de semana del 13 al 14 febrero”. Ese fin de semana, dos sanitarios fueron agredidos en la Unidad de Salud Mental del hospital.

Satse concluye que “la falta de respuesta por parte de la Dirección Gerencia y la Dirección de Enfermería supondría una dejación de sus funciones, ya que esta Unidad es susceptible de la aparición de estos conflictos, exigiendo que prioricen la calidad asistencial y la seguridad, dejando a un lado la cuenta de resultados económicos a costa de pacientes y profesionales”.

Etiquetas
stats