Pedro García dice que la decisión final sobre las nuevas calles la tendrá el equipo de gobierno

Vista aérea de Vallellano con el Paseo de La Victoria | TONI BLANCO

La decisión final sobre los nuevos nombres del callejero de Córdoba será “política” y la tomará el equipo de gobierno. El primer teniente de alcalde y presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Pedro García, ha concretado este miércoles que será el equipo de gobierno el que tenga la última palabra sobre los nuevos nombres del callejero.

Eso sí, la decisión se hará sobre la propuesta que ha planteado el Consejo del Movimiento Ciudadano, que este mismo martes envió su propuesta definitiva en la que se incluyen varios nombres sobre una misma calle. Es decir, sobre esos nombres, ahora la Gerencia Municipal de Urbanismo tendrá que hacer un dictamen “que no es vinculante” para que el consejo rector de la Gerencia decida cuál es el que se queda. “Esto será una decisión política”, insistió Pedro García.

Sobre la propuesta en el consejo rector, García ya avanzó que “no espero que haya unanimidad” al considerar que “hay grupos políticos en este Ayuntamiento al que la gusta que haya calles franquistas” en la ciudad, dijo. “Vamos a seguir la línea de trabajo del Consejo del Movimiento Ciudadano”, insistió. “Pero esto no es una licencia ni un acto reglado. La decisión final la tomarán los políticos, no los técnicos”, zanjó.

La propuesta de los vecinos

Finalmente, tras una decena de cambios con respecto al borrador inicial, para la Plaza de Cañero se proponen los nombres de San Vicente Ferrer, Aixa o Derechos Humanos, mientras que para la calle José Cruz Conde la propuesta selecciona los nombres de Foro Romano, Teresa López La Chiquita Piconera, 4 de diciembre o del Comercio.

Para la avenida Conde de Vallellano, la propuesta pasa por Del Guadalquivir, Del Flamenco, Subn umm walad, Califato de Córdoba, Patios de Córdoba o Turdetanos. La calle José María Pemán podrá llamarse Concha Lagos, Pintor Antonio Povedano, Rafael López Cansinos o Corto Maltés.

Los nombres propuestos para la actual calle Cronista Rey Díaz son Librero Rogelio Luque, Catalina Hernández de Córdoba, Cronista Teodomiro Ramírez de Arellano o José Rebollo Dicenta, mientras que para la calle Joaquín Benjumea se proponen Parroco Bartolomé

Blancos, Pepita Patiño, Poeta Rafael Porlán o Eduardo García.

En el caso de la calle Periodista Aguilera se propone cambiar este nombre por el de De las pulidoras, Qalam, José García Marín o José López El Pisto, mientras que para la calle Poeta Antonio Arévalo, se propone Ana Claro Fuentes, Guadamacilero Ramón García Romero, Profesor Enrique Aguilar Benítez o Doctor Armando Romanos.

Para la calle Periodista García Prieto se ha pensado en nombres como Huerta Salesiana, Carmen López Román, Juan García Ruiz Juanín o Francisco Calzado Litri, mientras que para la calle Poeta Francisco Arévalo se han seleccionado Del Mercado, Ángela Romero de Torres o José Timoteo.

En el caso de la calle Fernando Fernández Martínez se quiere sustituir por Ibn Hazm, Mencía de la Oliva, Agustín Gómez o Manuel de la Rubia. La calle Periodista Quesada Chacón puede pasar a llamarse De la Letro, De los Olivos Borrachos, Camino San Jerónimo, Escriba Lubna, Arabista Antonio Arjona o Facultad de Veterinaria.

Asimismo, la calle Joaquín López Huici se propone que se llame Anfiteatro Romano, De los Gladiadores, María Cerrato, Jaime Balius o José Guerra Lozano. Mientras tanto, para la Glorieta de los Artilleros se propone eliminarla o hacer un monolito o similar en recuerdo de víctimas de la violencia de género.

Por último, se propone que del callejero fiscal se elimine el nombre de General Franco, en Alcolea.

Etiquetas
stats