La patronal hostelera exige “un plan de rescate” que permita salvar empresas y empleos

Una terraza en La Corredera | TONI BLANCO

La Federación Horeca Andalucía, integrada por las ocho patronales provinciales, entre ellas la cordobesa Hostetur, ha denunciado “la indefensión del sector” ante las nuevas restricciones anunciadas por el ministro de Sanidad el pasado viernes con el voto unánime de los gobiernos regionales, tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

En un comunicado, Horeca señala que “se señala a la hostelería como único responsable de los rebrotes de Covid-19 y no se cuenta con la aportación de un pilar económico con una contribución cercana al 15% del PIB regional”. Ante esta situación, la patronal exige un plan de rescate que permita salvar empresas y puestos de trabajo ante “el seguro descenso de la facturación de miles y miles de establecimientos que ya estaban en escenario de pérdidas con las condiciones de la desescalada”, y que ahora, con los cierres y recortes de horarios “decididos unilateralmente”, sufrirán “una merma adicional de ingresos que afectará al empleo y a la viabilidad general de esta actividad económica básica para Andalucía”.

El presidente de Horeca Andalucía, Francisco José de la Torre, ha enviado una carta al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, en la que le ha expuesto la “gran preocupación, desasosiego y enfado mayúsculo en el conjunto del sector” que ha provocado el sorprendente anuncio del ministro de Sanidad, que ha contado además con el respaldo de las comunidades autónomas.

En la misiva, Horeca Andalucía pide una reunión urgente, siempre anterior a la transposición en Andalucía (vía BOJA) de las medidas anunciadas a nivel nacional, “con el fin de poner en común las mismas y, entre todas las partes, intentar minimizar el impacto en uno de los sectores que más empleo genera en nuestra comunidad autónoma”. En este punto, cabe recordar que son 300.000 trabajadores y unos 55.000 establecimientos los que conforman este sector de actividad.

La federación andaluza lamenta profundamente que las restricciones se hayan anunciado sin contactos previos y de manera “impulsiva, improvisada y carente de argumentos técnicos”. De la Torre ha subrayado que el adelanto del cierre de la hostelería general a las 1.00 horas no se basa en ningún criterio científico que demuestre un mayor riesgo a partir de esa hora. Además, ha recordado que restaurantes y bares ya aplican concienzudamente las normas de higiene y distancia que rigen en otros muchos sectores y actividades sociales cotidianas que no van a sufrir recorte alguno.

Del mismo modo, Horeca avisa de que el recorte horario en la hostelería provocará que se celebren reuniones fuera de loso establecimientos, en lugares en los que será más difícil el control de las medidas de seguridad, ya que el mes de agosto es el mes de vacaciones por antonomasia y va a ser muy complicado que el movimiento de personas desaparezca a las 1.00 horas. Esto generará encuentros en la vía pública cuyas características (falta de control, aglomeraciones) pueden generar riesgo de contagios.

Por otra parte, para Horeca Andalucía es fundamental la reunión previa a la publicación del BOJA y la entrada en vigor de las restricciones porque es imprescindible que no haya ninguna duda a la hora de saber qué se puede hacer y qué no. Esto supondría un riesgo cierto para el propio cumplimiento de la normativa y también para los empresarios, que se encontrarían desprotegidos ante la falta de concreción y ante las posibles interpretaciones de ayuntamientos o los distintos cuerpos policiales.

“No puede haber un solo empresario de hostelería en Andalucía que no sepa qué hacer al día siguiente de la entrada en vigor de las medidas”, ha insistido el presidente de Horeca. “La indefinición es patente porque cada comunidad autónoma tiene un nomenclátor diferente para definir las distintas actividades que acoge la hostelería como sector. Por tanto, cualquier precipitación irá en contra de los intereses de los empresarios y no serviría tampoco para proteger la salud de las personas, que es lo primordial en una situación de pandemia como la que atravesamos”, señala de la Torre.

“Detectamos una improvisación y falta de coordinación y claridad por parte de las administraciones, y ello impide a los empresarios poder establecer un plan de actuación y una correcta organización, con el consiguiente impacto adicional en su actividad”, reza la misiva remitida al presidente de la Junta de Andalucía. Por último, Francisco de la Torre ha reiterado la honda preocupación de un sector clave para la economía andaluza que de nuevo afronta una incertidumbre lesiva para su futuro.

Etiquetas
stats