La Pasión se medita y se hace música en San Nicolás el próximo sábado

Iglesia de San Nicolás de la Villa.

La parroquia de San Nicolás de la Villa será el escenario en el que, poco antes de concluir la Cuaresma, quien lo desee puede acercarse a contemplar y meditar los Misterios de la Semana Santa evocados por textos y cantos. La cita es a las 20:30 del próximo sábado 6 de abril y permitirá asistir en el céntrico templo, por primera vez fuera de Roma, y por tanto por primera ocasión en España, a esta experiencia en la que se pretende el acercamiento del hombre a Dios mediante pasajes del Evangelio y música sacra de distintos momentos históricos.

En eso consiste esta meditación musical para la Cuaresma que lleva por título Los amó hasta el fin y que es una de las manifestaciones prácticas del proyecto EMB (Evangelización, Música y Belleza) dirigido por el sacerdote cordobés Ramón Saiz-Pardo, miembro del Instituto de Liturgia de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz de Roma. La intención del proyecto es profundizar en una idea que proviene del Concilio Vaticano II y es la noción de la música como parte de la liturgia, pues la misma música es liturgia, como llegó a afirmar el teólogo Ratzinger, ahora Papa Emérito Benedicto XVI.

La propuesta es la de un espacio en el tiempo "para rezar con la intensidad que permite la música, que va más allá de las palabras", explicó a EL CIRINEO Saiz-Pardo, quien añadió que "las palabras se nos quedan cortas y la música, que siempre ha estado unida al culto en el Cristianismo, hace que esa conversación con Dios pueda ser más intensa, pues mejora nuestra capacidad de escucharlo y de referirnos a Él".

En este acto religioso se intercalan textos, silencios y música según un hilo argumental, en concomitancia con la exposición y bendición del Santísimo Sacramento. Los 40 minutos de meditación musical comienzan con la Parábola del Hijo Pródigo o del Padre Misericordioso, "poniendo a Dios y su misericordia en primer lugar", indicó el director de la meditación. Tras pasar por la Última Cena, la Pasión y Crucifixión de Cristo, se contemplará la presencia de la Virgen María, para llegar finalmente al Sepulcro y terminar con el canto del Stabat Mater.

Los textos, que leerán Isabel Ávila y Rafael Palacios, son extraídos del Evangelio y también habrá breves lecturas a partir de comentarios del Papa Francisco, Papa Benedicto XVI, de San Josemaría Escrivá de Balaguer y otras consideraciones de teólogos y del propio Ramón Saiz-Pardo. En cuanto a los cantos, estarán a cargo de una sección del Coro de la Catedral de Córdoba, con Clemente Mata al órgano, y habrá música de todas las épocas, con autores como Mozart, Bach, Antonio Lotti, John Tavener o Kodály.

Las meditaciones musicales son una actividad muy reciente. Empezaron su andadura en la Santa Croce de Roma durante el Año de la Misericordia. En su corta vida, han tomado formas adecuadas a distintos momentos litúrgicos como Navidad y Pascua y a distintas temáticas como la Misericordia. Está en proyecto la preparación de otras temáticas como la Eucaristía y su realización en otras diócesis españolas y otros lugares como Fátima (Portugal) y Medjugorje (Bosnia-Herzegovina). Ramón Saiz-Pardo agradeció al Cabildo de la Catedral de Córdoba su acogida de este evento y disponibilidad para presentarlo en la ciudad.

Etiquetas
stats