Un paseo de siglos de historia a vista de globo

Paseo en globo virtual de Torreparedones al castillo de Belmez | TONI BLANCO

Una cesta de globo aeroestático y unas gafas de realidad virtual. Y, en un clic, está usted sobrevolando los principales yacimientos arqueológicos y edificios históricos de la provincia. Esa es la experiencia que han podido vivir quienes han participado este miércoles en el vuelo virtual en globo organizado por el Grupo de Antiguas Ciudades de Andalucía y la Universidad, dentro del programa de Kalendas.

Se trata de unir historia, arqueología y todos sus conocimientos con otras ciencias aplicadas, como el desarrollo 3D, para conseguir una herramienta que difunda y haga atractivo el patrimonio y, a la vez, que lo haga accesible para todos. Accesible para quienes se han subido a la cesta de un globo imaginario y se han colocado las gafas de realidad virtual para viajar, por ejemplo, desde el yacimiento de Torreparedones hasta el Castillo de Belmez.

Toda la documentación tridimensional de estos bienes arqueológicos que se posee para su estudio e investigación, se ponen al servicio para buscar otras potencialidades, como el desarrollo virtual en 3D y poder hacer una visita a cada lugar histórico sin moverse del lugar. Imágenes captadas a través de un dron sirven de base para esta experiencia, donde “aprovechamos una función recreativa como esta con un fin educativo y patrimonial”, explica uno de los promotores de la idea, el profesor Antonio Monterroso.

Uno tras uno, los participantes en esta experiencia pionera en mostrar en vuelo en globo el patrimonio, hacen su particular viaje siglos atrás sin moverse de la simbólica cesta del aeroestático. A través de sus gafas, visitan Torreparedones, como quien sobrevuela un paseo en el tiempo a lo largo de miles de años, siglos que vieron transformarse este núcleo de población desde los primeros asentamientos humanos fechados en el Neolítico (3.200 a.C.) hasta la Edad Media (siglo XVI) y que tuvo en la época romana el máximo esplendor de esta colonia. O pueden alzarse sobre el castillo de Belmez, vigía y guardián del Alto Guadiato a lo largo de los siglos. Sobre cada uno de los puntos de visita, el viajero recibe a través del audio la información sobre el lugar en el que se encuentra.

La actividad pone el foco en la transferencia del conocimiento, para que desde las investigaciones y estudios históricos y arqueológicos llegue al ciudadano y sea un modo de difundir el patrimonio. “No se trata de sustituir la visita física, sino de hacer accesible un yacimiento y fomentar el interés por él”. Se trata, así, de acercar el gusto por la historia y el patrimonio a todos, de una manera lúdica y recreativa.

Etiquetas
stats