¿Qué pasa con el exhuracán? ¿Nos mojamos el puente?

Dos cordobeses se protegen de la lluvia y el viento | MADERO CUBERO
La Agencia Estatal de Meteorología prevé lluvias débiles a partir de la tarde del sábado que irán ganando fuerza el domingo y el lunes por la llegada de una borrasca que en el Caribe fue un huracán

El exhuracán anteriormente llamado Joaquín se ha convertido poco antes de entrar en la Península Ibérica en una borrasca, normal y corriente. Pero en una borrasca, al fin y al cabo. Mas, ¿nos afectará? ¿Nos mojaremos este puente de la Hispanidad? Según las últimas previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) todo apunta a que sí.

En principio, y aunque Joaquín llegase a ser un huracán muy peligroso cuando se gestó en aguas del Caribe, lo que llegue a la Península Ibérica no será mucho más que una borrasca con viento y lluvia de las habituales en otoño. Según Aemet, sus efectos se empezarán a notar mañana, sobre todo en el Noroeste de la Península. En Córdoba, las primeras lluvias podrían llegar mañana por la tarde, aunque de manera débil. Conforme avance el domingo, pero sobre todo el lunes, irán ganando intensidad, según la previsión de Aemet.

Esta mañana, Aemet ha emitido una nota informativa sobre el seguimiento que están haciendo sus meteorólogos sobre este fenómeno atmosférico. Así, afirman que “es muy probable que la borrasca exJoaquín alcance la Península Ibérica el próximo fin de semana”. “Esta borrasca, que va perdiendo sus características tropicales, se desplaza rápido sobre el Atlántico, debilitándose a medida que avanza hacia el este y mostrando zonas frontales en su entorno. Su trayectoria más probable indica que durante la segunda mitad del sábado estaría cerca de las costas de Galicia”, señalan.

De esta manera, los profesionales de Aemet observan que los frentes asociados del exhuracán Joaquín darán lugar a precipitaciones a partir de la tarde del sábado en el tercio occidental peninsular, extendiéndose de oeste a este en la Península durante el domingo 11 y generalizándose el lunes 12 debido a una inestabilización adicional de la atmósfera. “Las precipitaciones podrían ser localmente fuertes y persistentes en áreas del noroeste peninsular. Serán más débiles y dispersas cuanto más al este”, concluyen.

En Córdoba, el porcentaje de precipitación es del 95% durante el domingo y el lunes. El martes, el porcentaje baja al 80%, por lo que hay alta probabilidad de que también llueva. Lo que parece claro es que las temperaturas volverán a bajar y que las máximas rondarán los 20 grados, por lo que todo apunta a que la manga corta se va a acabar.

Etiquetas
stats