Palazzio deja dormir por primera vez a la Huerta de la Reina

La policía local supervisa los trabajos de reformas solicitadas a la discoteca para su apertura FOTO: MADERO CUBERO

[jwplayer config=“myplayer” file=“https://cordopolis. es/uploads/2013/02/VTR-PALAZZIOok. mov” image=“https://cordopolis. es/uploads/2013/02/DiscoPalazzio1v. jpg” width=“620” height=“349”]

FOTO Y VIDEO: VICTOR MOLINO / MADERO CUBERO

Los vecinos de la barriada disfrutan del primer fin de semana de cierre del local, que tiene previsto volver a abrir

Vecinos sin dormir. Jóvenes de fiesta. Ese era el contraste que desde hace cinco meses se estaba dando cada fin de semana en la barriada de la Huerta de la Reina de Córdoba capital. Algo que, por primera vez, no ha sucedido durante la pasada madrugada. Y es que la discoteca Palazzio, sita en dicho barrio, ha dejado de tener actividad lúdica noctura por un fin de semana.

De momento, la sala de fiestas, que según han denunciado varios colectivos vecinales carece de los permisos necesarios para desarrollar una actividad de ocio de las características una discoteca, va a permanecer cerrada hasta que la Gerencia de Urbanismo “nos vuelva a dar permiso”, como apunta uno de los socios mientras la Policía Local revisaba anteayer las acometidas que se estaban desarrollando en la instalación.

La apertura el pasado agosto de Palazzio, que después de cinco meses no ha abierto en los últimos cuatro días, está envuelta de polémica, algo que se remonta a los propios inicios de su construcción. Según Jesús Peláez, portavoz del bloque de vecinos que se ubica justo en frente del local y en el que se ven desde hace meses carteles en contra de la sala, la discoteca llevó a efecto obras de demolición “sin licencia”.

El mismo detalla que se ejecutaron obras interiores y de adecuación “sin licencia” y que desde el 30 de agosto de 2012, en dicho enclave se “desarrolla una actividad como discoteca y sala de fiesta sin licencia de apertura, algo que vulnera el artículo 2, punto primero, de la Ley del Parlamento Andaluz 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos y Actividades Recreativas”, como se detalla en un escrito elaborado por la asociación a la que representa.

Peláez, quien apunta que la batalla emprendida por los bloques cercanos del barrio “no es contra la discoteca, sino contra lo que genera”,  asegura que, al margen de las irregularidades cometidas hasta la fecha, todas ellas puestas en conocimiento de la Policía Local, del Defensor del Pueblo, de la Subdelegación de Gobierno y de la Jefatura de Distrito, el hecho de que la sala haya permanecido abierta hasta el pasado fin de semana resulta algo “sospechoso”.

Y es que son muchos los que coinciden en que con dichos precedentes resulta llamativo que la discoteca haya desarrollado actividad nocturna, preferentemente, de miércoles a domingo hasta el pasado fin de semana, cuando se procedió a su clausura transitoria.

Los mismos vecinos, que han reflejado en más de quinientas llamadas de denuncia lo que suele suceder durante algunas noches de jueves, viernes y sábados, reclaman su “derecho a dormir”, algo que, según Peláez, podían realizar “antes de que Palazzio abriera”. A los vecinos les cansan “los ruidos, las borracheras y los altercados” que se producen como consecuencia de haber ubicado junto a sus domicilios esta discoteca.

Durante esta semana, algunos de los accionistas de la sala, que se han personado en varias ocasiones para supervisar las labores de adecentamiento y mejora, según explican, “requeridas por la Gerencia”, reprochan a los vecinos su actitud por mostrar pancartas en contra del local.

Así, ya les han puesto en sobreaviso de que, de continuar con las protestas, pretenden emprender medidas legales contra ellos. A los vecinos, por su parte, esta actitud, no les asusta. Tanto es así, que confían en que con la cantidad de recursos que se han tramitado sobre la discoteca, la denuncia “no llegue a nada”.

La polémica, servida desde su arranque, parece no encontrar una vía de escape satisfactoria para las partes. De momento, el cierre provisional ha dejado dormir al barrio. Por primera vez, tras más de ciento cincuenta días, Palazzio ha sido un inmueble más en la noche de la Huerta de la Reina.

Etiquetas
stats