Las obras en San Agustín podrían durar hasta Carnaval y Semana Santa

La concejala de Infraestructuras, reunida con vecinos de San Agustín | MADERO CUBERO
El Ayuntamiento anuncia que las obras se iniciarán antes de que acabe el mes, pero espera que se acorte su ejecución, prevista en siete meses

Si hay un barrio en Córdoba que viva intensamente la Semana Santa y el Carnaval, ese es San Agustín. Por eso, las fechas en la reforma de la plaza de San Agustín, que el Ayuntamiento espera iniciar antes de que concluya el mes, son tan importantes. El plazo de la obra es de siete meses. Si arrancan los trabajos a final de mes estarán concluidos, si todo marcha bien “y no llueve”, como señaló la concejala de Infraestructuras Amparo Pernichi, para los meses de marzo o abril. Es decir, en pleno Carnaval o Semana Santa.

Los plazos son los que son: siete meses de ejecución. Los trabajos fueron adjudicados el pasado 24 de agosto a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Argonsa-Aparicio Rojas por un presupuesto de 561.000 euros. No obstante, el acta de replanteo no se puede firmar hasta que no estén definitivamente adjudicadas las obras y no haya más problemas administrativos, como alegaciones contra la mesa de contratación de otras empresas.

La reforma de la plaza de San Agustín se proyectó en el anterior mandato. Su financiación no está incluida en el plan de 50 obras en 50 barrios, sino que se pagará exclusivamente con fondos municipales. La adjudicación de las obras todavía no es definitiva. Ahora, la empresa tiene que justificar que tiene solvencia económica y jurídica para desarrollar los trabajos. Una vez lo haga, la adjudicación será aprobada en Junta de Gobierno Local y la firma tendrá un plazo aproximado de un mes para iniciar los trabajos. Aunque en el Ayuntamiento no se manejan plazos concretos de cuándo puede comenzar la obra, se baraja con que las máquinas llegarán a la plaza de San Agustín en septiembre o, como muy tarde, en los primeros días de octubre. Así, la reforma estaría concluida antes de la Semana Santa del año que viene.

En concreto, la obra consiste en una reforma integral de toda la plaza para convertirla en totalmente accesible. Así, a simple vista, la plaza cambiará porque se eliminarán completamente los escalones que la elevan y que dividen lo que es la plaza de la calle que la rodea y por la que a día de hoy siguen circulando, y aparcando, bastantes vehículos.

El proyecto se centrará fundamentalmente en la accesibilidad, pero también en una reforma integral de una plaza que hasta ahora ha recibido pocas inversiones públicas (más allá de la enorme restauración acometida en la iglesia de San Agustín y financiada por la Junta de Andalucía). Así, se soterrarán los contenedores, se limitará el tráfico, se adecentarán aparcamientos, se ganarán espacios para el peatón y se separará su tránsito de los vehículos con parterres de plantas aromáticas. Se construirán también pérgolas con plantas enredaderas como jazmines y damas de noche.

CRÍTICAS AL PP

Por otro lado, la concejala de Infraestructuras criticó a la edil del PP Laura Ruiz por denunciar el retraso en la puesta en marcha de los planes de 50 obras en 50 barrios. Pernichi dijo que el PP dejó “cero obras iniciadas” y aseguró que reta a Ruiz a “desmentir” esta información. Así, insistió en que desde que asumió el cargo ha impulsado el desarrollo de este plan que dijo “no es de obra sino de mantenimiento de la ciudad”.

Etiquetas
stats