Las obras de San Agustín: campo de batalla electoral

Infografía del proyecto de reforma en San Agustín.
El alcalde acusó ayer a la Junta de Andalucía de “querer paralizar” la reforma de la plaza | El Gobierno andaluz defiende que la obra se desarrolla sobre un entorno BIC y que necesita de su autorización

A diez días de las elecciones municipales, las obras de reforma de la plaza de San Agustín se han convertido en el campo de batalla electoral entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Ayer, el alcalde, José Antonio Nieto (PP), acusó al gobierno andaluz de “querer paralizar” la reforma de la plaza, que se financiará exclusivamente con fondos municipales. El regidor aseguraba que la Delegación Provincial de Cultura había enviado un escrito a la Gerencia Municipal de Urbanismo advirtiendo que el proyecto necesitaba el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio, ya que el proyecto de reforma se va a desarrollar en un entorno protegido como Bien de Interés Cultural (BIC).

El regidor estalló contra la demanda de la Junta de Andalucía, a la que acusó de intentar boicotear el proyecto municipal y aseguró que los técnicos municipales seguirán adelante con la obra, llegando a insinuar en que si el Gobierno regional quería suspender las obras que enviase a la Guardia Civil. La respuesta de la Delegación de Cultura insta al Ayuntamiento a remitirle el proyecto para que sea visado por la Comisión Provincial de Patrimonio, y que sea ésta la que le de la autorización para seguir adelante con el mismo.

El Gobierno andaluz, en su escrito remitido a Urbanismo, responde que al encontrarse el proyecto de reforma de la plaza de San Agustín en un entorno BIC, la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía establece que “es necesario obtener autorización de la Consejería de Cultura, con carácter previo a las restantes licencias o autorizaciones que fueran pertinentes”.

El pasado 27 de febrero, la Junta de Gobierno Local aprobó la licitación del proyecto de obras, que como muy pronto no se podrá adjudicar hasta unos días antes de Semana Santa. Así, los trabajos no se iniciarán hasta que no pasen estos días festivos, según han confirmado fuentes municipales.

El plan de obra cuenta con un presupuesto de 722.441 euros y tendrá un plazo de ejecución máxima de seis meses. En concreto, la obra consiste en una reforma integral de toda la plaza para convertirla en totalmente accesible. Así, a simple vista la plaza cambiará por que se eliminarán completamente los escalones que la elevan y que dividen lo que es la plaza de la calle que la rodea y por la que a día de hoy siguen circulando, y aparcando, bastantes vehículos.

El proyecto se centrará fundamentalmente en la accesibilidad, pero también en una reforma integral de una plaza que hasta ahora ha recibido pocas inversiones públicas (más allá de la enorme restauración acometida en la iglesia de San Agustín y financiada por la Junta de Andalucía). Así, se soterrarán los contenedores, se limitará el tráfico, se adecentarán aparcamientos, se ganarán espacios para el peatón y se separará su tránsito de los vehículos con parterres de plantas aromáticas. Se construirán también pérgolas con plantas enredaderas como jazmines y damas de noche.

Etiquetas
stats