El obispo de Córdoba ensalza a Manos Unidas frente a quienes "se dedican a eliminar bocas matando a niños" con abortos

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha alabado la labor que desarrolla Manos Unidas en la lucha contra el hambre en el mundo, de tal forma que "mientras otros se han dedicado a eliminar bocas matando a niños en el seno de su madre", con la práctica de abortos, "Manos Unidas ensancha la mesa para acoger a más personas".

En este sentido y en su carta semanal, recogida por Europa Press, Demetrio Fernández se la referido a la campaña de Manos Unidas, que este año se lleva a cabo bajo el lema de 'Contagia solidaridad para acabar con el hambre', recordando que "hace más de 60 años un grupo de mujeres de Acción Católica se propusieron arrimar su granito de arena para aliviar el hambre en el mundo, y han conseguido la proeza de despertar nuestra conciencia y remediar muchas situaciones a base de proyectos que llegan a millones de personas en todo el mundo".

Así, "mientras otros se han dedicado a eliminar bocas matando a niños en el seno de su madre, Manos Unidas ensancha la mesa para acoger a más personas, y todavía caben más. Se trata de estrecharnos un poco para que quepan más en esta mesa común. Es el amor que genera vida el que cambia la historia, nunca el odio que genera muerte".

De hecho, según ha recordado el obispo, "el pasado ejercicio 2019 Manos Unidas recaudó más de 43 millones de euros con los que atendieron a más de millón y medio de personas", y "casi el 90 por ciento" de esa cifra "proviene de fondos privados", de manera que, "si no existiera Manos Unidas tendríamos que inventarla".

"Manos Unidas es la ONG de la Iglesia Católica que, bajo la suprema autoridad de la jerarquía eclesiástica, pone en valor la acción de los laicos, y particularmente de las mujeres, en la promoción del amor y la justicia para el bien de los más pobres de la tierra. Manos Unidas es la ONG de mayor prestigio en España para la tarea de cooperación internacional".

El lema de la campaña de Manos Unidas este año, según ha explicado el obispo, "se refiere a la pandemia, que nos trae a todos en jaque", pues "ciertamente hay una pandemia y una ola de contagios que generan muerte", pero "al mismo tiempo esta pandemia está suscitando el esfuerzo de muchos para luchar contra ella, y va alcanzando sus victorias parciales hasta conseguir la victoria definitiva".

Es más, "uno de los bienes que nos ha proporcionado la pandemia es el despertar una solidaridad que no habíamos conocido hasta ahora", lo cual se debe, según ha argumentado Demetrio Fernández, a "en momentos graves la persona humana saca de su corazón recursos que no había imaginado. En el fondo, Dios sabe sacar bienes de cualquier situación, y en medio de esta catástrofe brota una solidaridad que nos llena de esperanza".

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2021 - 12:58 h
stats