Notificaciones sostenibles y a golpe de pedal

.
La delegación de Fomento y Vivienda de la Junta prueba desde marzo un sistema de ecomensajería para sus comunicaciones en el casco urbano

Comunicar de forma limpia y apostando por los medios de transporte sostenibles. Éstas son las bases de un proyecto pionero que se está desarrollando en Córdoba desde el pasado mes de marzo y que, según las fuentes consultadas por este medio, nace con la intención de extenderse a todas las delegaciones de la Junta en toda Andalucía. Por el momento, la experiencia está en su fase inicial, pero la valoración es positiva, señalan.

Los protagonistas son la delegación de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta y la empresa de Ecomensajería y bicicletas La vuelta al mundo. El objeto del proyecto no es otro que utilizar la bicicleta para las comunicaciones y notificaciones que cada día la Junta remite a los ciudadanos. Para ello se recurre a esta empresa de ecomensajería que, desde hace tres meses, se encarga de una “pequeña parte” de las notificaciones oficiales, por el momento sanciones en materia de transportes, en el casco urbano cordobés, indica uno de los miembros de esta empresa cooperativa, Daniel Navas.

“Estamos trabajando con un volumen de trabajo muy pequeño aún”, indica Navas que señala que su servicio de mensajería sostenible también ha llamado la atención de otras administraciones como el Instituto Municipal de Deportes, que desde hace tres años también emplea sus servicios para parte de sus envíos en la capital cordobesa. “El  volumen de trabajo es poco en estos momentos y requiere de unos requisitos administrativos ya que tenemos que entregar las notificaciones en mano y acreditar, mediante firma, que se han entregado”, señala. “Evidentemente esperamos que el trabajo aumente, en estos momentos estamos hablando de unas 15 notificaciones al mes, pero también es cierto que el sistema se está probando”.

Las fuentes consultadas en la Junta señalan que esta iniciativa nace con la vocación de quedarse y extenderse. Por un lado, por tratarse de un sistema de transporte limpio y sostenible que se circunscribe en los cascos urbanos y, del otro, por tratarse también de un sistema más económico que una empresa de mensajería tradicional. La idea que se maneja es aumentar poco a poco el volumen de trabajo de la ecomensajería tanto en cantidad, como en el número de departamentos que lo emplean. Si las pruebas son satisfactorias, el proyecto es muy ambicioso, ya que la intención es que se extienda a todas las delegaciones de la Junta en Andalucía, señalan las fuentes.

Etiquetas
stats