Nieto recibe al PP cuando su nombre más suena como candidato a la Junta

.
El alcalde y presidente del partido en Córdoba desarrolla un discurso de corte autonómico frente a la plana mayor de su formación

José Antonio Nieto, alcalde de Córdoba y presidente del PP en la provincia, sabía en la mañana de este viernes que muchos ojos estaban posados en él. Su posible paso adelante para postularse como candidato del PP a la presidencia de la Junta formaba parte de algunos de los corrillos previos a la reunión interparlamentaria del Partido Popular que se celebra el viernes y el sábado en Córdoba.

La noticia publicada esta mañana en el diario El País no ha dejado de comentarse en el hotel donde se ha celebrado el encuentro, reconocen fuentes del PP local. La elección de esta ciudad y su coincidencia con el posible movimiento del regidor, han sido vistos como un gesto de cercanía al alcalde, quien también es parlamentario andaluz. La mayoría de las fuentes consultadas optan por mantener un perfil bajo, pero destacados miembros del PP han confirmado que Nieto podría anunciar su candidatura el mes que viene, fecha límite que se ha marcado el partido para designar un nombre.

El tono del alcalde ha sido menos municipal y más regional. Su discurso ha sido abiertamente autonómico, aunque Nieto ha desempolvado uno de sus mantras más antiguos: los oídos sordos que recibe a cambio de sus peticiones de reunirse con la presidencia de la Junta. “Ayer cumplí 900 días como alcalde de Córdoba y ningún presidente de la Junta, ni José Antonio Griñán ni Susana Díaz han querido reunirse conmigo”.

En el mismo marco autonómico y siguiendo el mensaje optimista de recuperación económica, marcado desde hace semanas por el Partido Popular, Nieto elogió la gestión de los Gobiernos regionales bajo la bandera de la gaviota. “Llegamos como la fuerza política más relevante de un país que estaba en caída libre por el que nadie daba un duro y le hemos devuelto la esperanza”.

Mucho más duro fue el número dos del PP regional, José Luis Sanz, a quien también señalan muchos como posible candidato a pugnar por la presidencia de la Junta con la actual presidenta Susana Díaz, del PSOE. Sanz acusó a la presidenta de haber estado “sentada en la misma mesa” donde se tramó el caso de las subvenciones irregulares para los ERE. También fue muy duro al señalar que Díaz había sido una de las mayores favorecidas por este escándalo.

Etiquetas
stats