Nieto acusa de “soberbia y chulería” a la constructora de Magisterio

Nieto, en una visita a las obras de la Normal de Magisterio, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO
El alcalde achaca a la empresa toda la responsabilidad de la paralización de las obras y anuncia que “van a seguir las sanciones”

“Es una actitud irresponsable e impropia de una empresa seria”. El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha cargado esta mañana contra la constructora (Vías y Construcciones) que ejecuta las obras de reforma de la Normal de Magisterio, con cargo al Urban Sur, por su paralización y la acusado de “soberbia y chulería”.

Ayer, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Martín, anunció el inicio de un expediente de penalización por importe de 161.000 euros debido al retraso en los trabajos. Esta mañana, Nieto ha anunciado que “van a seguir las sanciones” en el caso en el que la empresa no siga adelante con los trabajos.

El alcalde aludió a la “mala suerte” el haber adjudicado a esta firma las obras de la Normal de Magisterio, paradas desde el verano porque “ha demostrado que no está a la altura”. El proceso de contratación se resolvió en noviembre del año pasado después de un proceso al que se presentó una treintena de empresas de construcción. Finalmente, Urbanismo se decantó por Vías y Construcciones, que ofertó un plazo de 15 meses y un presupuesto de 4,9 millones de euros.

Con esos plazos, la obra tendría que haber estado acabada en primavera del próximo año. Con el actual retraso y en caso de que los trabajos se reinicien de manera inmediata, las obras no podrán estar concluidas antes del mes de noviembre. El 31 de diciembre de 2015, el Ayuntamiento tiene que certificar ante la Unión Europea que se ha gastado y acabado las obras de la Normal de Magisterio. En esa fecha es cuando acaba el plazo de desarrollo del Urban Sur.

Actualmente, las obras están paradas desde finales de este verano, cuando la empresa entendió que necesitaba más dinero por un problema con los materiales previstos y el hormigonado que necesitaría el edificio, una vez iniciados los trabajos. En su día, Luis Martín aseguró que como el proyecto se adjudicó con una baja presupuestaria, la Gerencia dispone de un remanente del dinero financiado por la Unión Europea que puede dedicar a este modificado de obra.

El problema con la empresa ha estado en la demolición de parte del edificio, pero no de su estructura. Nieto ha asegurado que el Ayuntamiento “podía haber optado por la demolición total” que habría facilitado el desarrollo de las obras, pero que atendió una petición vecinal para no hacerlo, e insistió: “hemos cogido la peor empresa que había”.

Etiquetas
stats