Nace un movimiento para denunciar las multas por protestar

.
El colectivo antirrepresivo de Córdoba asegura que se ha sancionado a 36 ciudadanos por acudir a diversas manifestaciones no autorizadas por la Subdelegación

En Córdoba ha nacido un nuevo colectivo autodenominado Movimiento Antirrepresivo con el objetivo de denunciar que en el último año un total de 36 ciudadanos han sido multados por la Subdelegación del Gobierno tras acudir a manifestaciones que previamente no han sido autorizadas. Este colectivo se concentró ayer precisamente a las puertas de la Subdelegación del Gobierno de Córdoba, donde se reunieron algo más de 50 personas y se leyó un comunicado.

Los organizadores aseguran que “queremos exponer nuestra firme voluntad de actuar unidos contra los movimientos de represión orquestados desde los poderes públicos y afirmamos nuestra voluntad de hacer frente a la represión con movilizaciones ciudadanas, iniciativas de apoyo mutuo y convocatorias solidarias”, según un comunicado que circula en la página web del 15M en Córdoba.

Durante la protesta, uno de los representantes del colectivo, Guillermo Contreras, ha manifestado que “en la medida que las concentraciones están convocadas en las redes sociales y no son secretas, la administración tiene pleno conocimiento de la celebración de las mismas”, con lo cual, a su juicio, “el requisito constitucional de comunicar está efectuado”.

Este movimiento rechaza “el incremento de la represión con que el Gobierno, el aparato judicial y las fuerzas de orden público están respondiendo a las concentraciones y manifestaciones, con las que la ciudadanía está expresando su resistencia a las políticas de recorte de los derechos sociales y laborales conseguidos tras decenios de movilizaciones y reivindicaciones”.

Etiquetas
stats