El motor de la economía se gripa: Córdoba, la provincia andaluza que menos crece

Turistas en la Puerta del Puente | TONI BLANCO

El motor de la economía parece gripado en Córdoba, la provincia andaluza que menos crecerá cuando acabe el 2018. Esta es al menos la proyección que ha hecho Analistas Económicos de Andalucía, de Unicaja, en su informe sobre el tercer trimestre del año. Córdoba provincia solo crecerá un 1,8%, cuando en Andalucía se estima que se alcance el 2,5%. Las causas, según este informe, están en el descenso del turismo de este verano y sobre todo en una importante caída de las exportaciones.

En el segundo trimestre de 2018 se ha observado un crecimiento generalizado de la actividad económica en toda Andalucía. En Córdoba ha sido del 2,1%, muy lejos del 3,1% de Málaga, la provincia andaluza más dinámica, el 2,8% de Cádiz y el 2,7% de Sevilla. Las previsiones para el conjunto del año también apuntan a un incremento generalizado de la actividad económica en estas tres provincias, algo más moderado en general que en 2017, destacando el previsto para Málaga (3,0%), Sevilla y Cádiz (2,8% en cada provincia).

En el segundo trimestre de 2018, el aumento de la actividad económica en la provincia de Córdoba ha sido del 2,1%, en términos interanuales, según las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía. Este incremento es similar al avance observado en el trimestre anterior y recoge el buen tono del empleo y el repunte de la demanda interna. Pero para el conjunto de 2018, las estimaciones apuntan a un crecimiento económico que podría situarse en el 1,8% para la provincia.

La trayectoria del mercado laboral en el segundo trimestre ha sido muy favorable, constatándose un aumento del número de ocupados del 3,0%, en términos interanuales, por encima del conjunto regional (2,4%). Por sectores, destaca el intenso avance de la ocupación en la industria (44,2%), creciendo también en la construcción (10,1%) y en la agricultura (4,1%), mientras que el empleo en los servicios ha registrado una caída del 3,3%, la mayor de Andalucía (donde aumenta un 2,0%). No obstante, la provincia ha experimentado el mayor repunte de la tasa de temporalidad en el segundo trimestre de 2018 (3,2 puntos más hasta el 35,6%), frente al descenso observado en Andalucía (-0,3 puntos hasta el 36,3%).

Igualmente positiva ha sido la evolución del desempleo, que presenta un descenso interanual del 8,5%, en un contexto de estabilidad de la población activa (-0,2%), lo que ha permitido reducir la tasa de paro en 2,3 puntos hasta situarse en el 25,6% (23,1% en Andalucía).

En cambio, la actividad turística no aporta datos muy halagüeños, ya que entre enero y agosto la provincia ha registrado los mayores descensos del número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros (-4,9%) y de pernoctaciones (-1,7%) del ámbito regional (1,8% y 1,3%, respectivamente). Este retroceso de la demanda ha sido particularmente intenso entre los residentes en el extranjero, disminuyendo con mayor intensidad los viajeros (-9,1%) y las pernoctaciones (-6,7%). En consonancia con esta caída de la demanda los indicadores de oferta también han experimentado un descenso significativo, reduciéndose el número de establecimientos (-2,2%), las plazas hoteleras (-1,8%) y el personal ocupado (-2,3%).

Respecto a la demanda interna, la matriculación de vehículos ha mostrado una trayectoria creciente, incrementándose tanto la de turismos (8,8%) como la de vehículos de carga (11,2%), si bien lo ha hecho a menor ritmo que en el conjunto regional (11,8% y 11,7%, respectivamente). Por su parte, la evolución de la demanda exterior ofrece un cariz menos favorable, tras reducirse las exportaciones entre enero y julio un 12,1% en términos monetarios, debido, fundamentalmente, al descenso del valor de las ventas de alimentos (-16,4%) y de semimanufacturas (-14,3%), y un 14,1% en términos de cantidades, tasas que recogen las mayores caídas de Andalucía, donde por el contrario las exportaciones se han incrementado un 9,3% y 9,1%, respectivamente.

El mercado inmobiliario sigue evidenciando cierto dinamismo. Así, entre enero y julio se han contabilizado 3.884 compraventas de viviendas, lo que representa un aumento interanual del 16,1% (14,9%), apreciándose un repunte del 13,0% en el segmento de vivienda usada y del 35,8% en el de vivienda nueva. Por su parte, las hipotecas sobre viviendas se han incrementado en el primer semestre de 2018 un 2,4% con relación al mismo periodo del año anterior, mientras que el importe de las mismas ha aumentado de forma más intensa (27,9%), lo que se ha traducido en un repunte del importe medio por hipoteca en la provincia del 24,9%, hasta situarse en 97.291,9 euros (5,8%; 102.724,7 euros por hipoteca en Andalucía).

Atendiendo al ámbito empresarial, la cifra de sociedades mercantiles creadas se ha incrementado entre enero y julio un 4,4% en la provincia de Córdoba, en términos interanuales (5,1% en Andalucía), apreciándose un crecimiento más intenso en el capital suscrito por las mismas (54,9%). Algo más positiva ha sido la evolución de las sociedades disueltas, que han disminuido un 15,1% respecto a los siete primeros meses de 2017, mostrando un descenso más acusado que en el conjunto regional (-5,2%)

Etiquetas
stats