Los minusválidos ya tienen su foro para lograr mejoras

Presentación de la comunidad Apps4all en Rabanales 21.
La comunidad Apps4all busca mejorar las condiciones de vida poniendo en relación a las personas con discapacidad con desarrolladores de tecnologías

El Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21, ha sido el escenario de la presentación de la comunidad Apps4all, una iniciativa que intenta establecer relaciones entre estudiantes, desarrolladores de aplicaciones móviles y asociaciones de personas con discapacidad y organizada por la empresa cordobesa SignLab. El principal objetivo es conocer qué necesitan y demandan unos y qué pueden ofrecer los otros.

El acto fue inaugurado por el presidente de Rabanales 21, Manuel Pineda, que remarcó que "iniciativas como ésta es la que nos califica como un país de vanguardia, moderno, que soluciona problemas con la tecnología". El delegado de la Consejería de Educación e Innovación de la Junta de Andalucía en Córdoba, José Ignacio Expósito, alabó la intención de Apps4all de reducir la brecha que separa a las tecnologías y las personas discapacitadas. "No podemos permitir que nadie se quede fuera de las ventajas de las nuevas tecnologías", aseguró Expósito. Por su parte Bartolomé Cantador, miembro del Consejo Social de la Universidad de Córdoba, puso de relevancia la importancia de que "lo que se invierte en la universidad, vuelva a la sociedad para mejorarla como se intenta con los premios Apps4all".

Estos galardones, que serán entregados en el próximo encuentro de Apps4all en abril, han sido el eje sobre el que ha girado toda la jornada, centrando el diálogo entre los ponentes de los diferentes colectivos que explicaban sus necesidades y los participantes que buscaban más información para sus proyectos.

El presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Discapacitados Físicos y Orgánicos de Córdoba (Fepamic), Antonio Hermoso, ha propuesto varias aplicaciones que pueden facilitar el día a día de las personas que pertenecen a su colectivo, por ejemplo un localizador de aparcamientos para minusválidos o un gestor de transporte adaptado. También herramientas que faciliten el trabajo de su propia asociación ya que, al ser una organización que contrata preferentemente a personas con discapacidad, una aplicación que permita la comunicación con universitarios discapacitados mejoraría su bolsa de trabajo.

"Las personas con síndrome de Down son más autónomas de lo que creemos, aunque es cierto que para algunas cosas necesitan ayudan y supervisión, un apoyo que se podría sustituir con una aplicación móvil", explicó Elías Cabrera, representante de la asociación Down Córdoba. Una de las ideas que ha propuesto Cabreara es una aplicación que, a través de códigos BIDI, muestre y recuerde a los usuarios cómo hacer una tarea doméstica como por ejemplo poner una lavadora.

Mejorar la autonomía también ha sido la propuesta de Juan Antonio González, el director técnico de la Asociación en favor de las personas con discapacidad intelectual de Córdoba (Aprosub), que ha lanzado las ideas de un localizador de personas y un gestor de toma de medicamentos.

Desde el colectivo de La Ciudad Accesible han llamado a "romper la ecuación de que la accesibilidad es igual a discapacidad, puesto que accesibilidad lo que debe significar es mayor calidad de vida para la población en general", según palabras de su director Antonio Tejada.

Las jornadas han finalizado con la experiencia de la Fundación Vodafone y de las aplicaciones de accesibilidad que actualmente tienen en funcionamiento, un bueno espejo en el que los futuros participantes de los premios Apps4all podrán mirarse.

Etiquetas
stats