Los militantes cordobeses de Podemos, los más reticentes a confluir con IU

Teresa Rodríguez durante una visita a Córdoba | MADERO CUBERO

Ha ganado el sí y lo ha hecho ampliamente, pero la consulta que ha realizado Podemos ha hecho aflorar una de las grandes singularidades de la política local cordobesa: que los militantes de la formación morada y los de Izquierda Unida no se llevan especialmente bien en Córdoba. Podemos ha presentado los resultados de la consulta para avalar que el partido se presente a las elecciones autonómicas de 2019 en coalición con fuerzas aliadas como IU y con la palabra “Podemos” formando parte de la candidatura. Córdoba ha sido una de las ciudades y provincias donde menos apoyos ha tenido el sí, que no obstante ha ganado ampliamente.

A nivel regional, el 92,29 por ciento de los inscritos que desde Andalucía han participado en la consulta de Podemos han avalado que el partido se presente a las elecciones autonómicas de 2019 en coalición. En Córdoba, no obstante, el apoyo no ha llegado ni al 88%. De los 629 simpatizantes que han participado en la votación, 77 han elegido la papeleta del no, por los 545 del sí y los siete en blanco.

La contestación no solo es importante en la capital. También en los pueblos. Podemos tiene inscritos en Bujalance, Cabra, Córdoba, Fernán-Núñez, Fuente Palmera, La Carlota, Lucena, Montalbán, Montilla, Palma del Río, Peñarroya-Pueblonuevo, Pozoblanco, Priego de Córdoba y Puente Genil. En Fuente Palmera, un 36% de los inscritos ha votado no. En Montalbán lo ha hecho un 30%. Importante ha sido también el rechazo en Fernán Núñez, con un 27%, y Cabra, con más del 20%. En todos los municipios, no obstante, ha ganado el sí. Y habrá confluencia.

En este proceso interno, uno de los que ha contado con menor participación de toda la historia de Podemos, no se ha hecho campaña en contra de la confluencia. Al contrario, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, apostó desde el minuto uno por la misma, al igual que todos los responsables de la formación morada a nivel provincial y estatal. Por eso, sorprende la contestación que ha habido en la provincia de Córdoba, donde Podemos e IU han chocado en muchas ocasiones. De hecho, las dos formaciones tuvieron la oportunidad de confluir por vez primera cuando surgió Ganemos, algo que finalmente no ocurrió.

En Andalucía, la consulta ha contado con una participación de 12.300 personas, de las que 11.211 han votado a favor de la tesis que defendió el secretario general, Pablo Iglesias, por 937 en contra y 152 en blanco. Estos datos destacan dado que precisamente en esta comunidad autónoma, la líder del partido, Teresa Rodríguez, pidió no “imponer” la marca Podemos a las candidaturas de unidad popular sino negociar los nombres para 2019.

En el caso de las consultas municipales, la pregunta formulada contemplaba la posibilidad de se puedan producir excepciones “donde ya exista una marca consolidada”, aunque la norma general sea usar el nombre de Podemos, si así lo aprueban los inscritos.

Por capitales de provincia, Córdoba es la que más contestación ha tenido. En Almería, más del 93% de los militantes de Podemos han dicho sí, en Jaén ha sido el 92,8% y en Málaga se ha superado el 92% también. Por el contrario, Granada -con más del 88%- y Huelva -con casi el 89%- son las otras dos capitales de provincia donde menos apoyos ha habido.

En lo que a nivel estatal respecta, la misma propuesta ha sido respaldada por el 90,75 por ciento de los participantes en la consulta, que ha contado en todo el país con la participación de 76.511 inscritos, lo que representa un 16 por ciento de sus bases. De esta forma, los inscritos respaldan la propuesta que hizo el secretario general, Pablo Iglesias, el pasado 10 de marzo ante el Consejo Ciudadano Estatal.

La consulta se celebró entre el miércoles y el domingo pasado para decidir si la formación morada concurre a las elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019 en coalición con sus aliados y con su marca visible en la papeleta -salvo excepciones-.

Así las cosas, en virtud de los resultados de la consulta, las bases de Podemos han blindado la marca electoral para los comicios autonómicos del año que viene en todas las comunidades, y en 13 de las 14 autonomías consultadas el respaldo supera el 90 por ciento.

Además del 92,29% de Andalucía, en Aragón, 91,27%, Asturias, 90,78%, Cantabria, 92,59%, Castilla y León, 92,51%, Castilla-La Mancha, 91,84%, Comunidad de Madrid, 91,70%, Navarra, 91,21%, Comunidad Valenciana, 91,60%, Extremadura, 92,12%, Baleares, 91,26%, y La Rioja, 92,06%, han votado abrumadoramente a favor de coaliciones con las denominadas fuerzas del cambio en cada territorio. Mientras Canarias, con un 93,15%, es la comunidad con un mayor respaldo a la iniciativa, y Murcia, con un 85,96% donde menos consenso ha recabado.

Entre las ciudades autónomas, los inscritos de Ceuta, con un 79,59%, se convierten en los más críticos con la política de coaliciones, con un 20,41% de rechazo, en contraste con Melilla, donde un 95,65% de las bases han dado luz verde a la propuesta.

Municipales

Las ciudades donde Podemos es fuerza de Gobierno respaldan en un altísimo porcentaje la fórmula de coalición. Así, en Madrid los inscritos se han mostrado a favor con un 91,31%. Barcelona alcanza el 91,50%, mientras que las bases en Santiago de Compostela, 89,33%, Cádiz, 90,76%, A Coruña, 86,30%, y Zaragoza, 89,23% han mostrado igualmente un amplio apoyo en esta cuestión.

El partido ya ha sugerido que las excepciones tendrán que ver precisamente con lugares donde Podemos es fuerza de gobierno, al entender que la marca se ha consolidado. En 2015, la formación morada optó por no concurrir a las elecciones municipales. Entonces con un año de vida, el partido se limitó a avalar o integrar algunas de las llamadas candidaturas de unidad popular.

De entre las capitales de provincias, la mitad de las ciudades, 25, han dado un apoyo superior al 90% a la iniciativa del secretario general morado, y en el resto el apoyo raya esa cifra. Teruel, con un 30,95% de rechazo, es la capital de provincia que registra un mayor porcentaje de voto contrario a las coaliciones; su 69,05% a favor es el apoyo más frágil a la propuesta de Iglesias en todo el país.

Con respecto a las ciudades autónomas, las bases de Ceuta vuelven a mostrarse más críticas las de otros sitios, un 22,45% se ha expresado en contra frente a un 77,55% a favor. Mientras que en Melilla el 93,48% está a favor del frente de izquierdas que mantenga la marca Podemos.

Elecciones europeas

Igualmente, la militancia ha otorgado un amplio respaldo a que Podemos explore coaliciones de cara a las elecciones europeas del próximo 26 de mayo de 2019.

Un 93,39% de las bases se muestra a favor de acudir a estos comicios junto a fuerzas del cambio, después de que en 2015 la formación dirigida por Pablo Iglesias irrumpiera en el escenario político tras cosechar 1,23 millones de votos, el 7,96%, y cinco escaños en su primera comparecencia electoral.

Etiquetas
stats