La Mezquita Catedral acoge una muestra sobre el martirio contemporáneo

Inauguración de 'La belleza del martirio' | ÁLEX GALLEGOS

El martirio de cristianos, con nombres y apellidos, en distintos países del mundo tiene su reflejo estos días en la Mezquita Catedral de Córdoba. El padecimiento de muchas personas es lo que presenta desde el viernes la muestra La belleza del martirio, que en un espacio de 200 metros en el interior del primer templo de la Diócesis recrea situaciones diversas en ese sentido. Así, en la exposición se pone en conocimiento, por ejemplo, la vida de Cristine, cristiana superviviente del atentado en la Universidad de Garissa (Kenia), o la historia del joven paquistaní Akash, que murió por defender su iglesia ante un ataque islamista.

También se dan a conocer en la muestra las razones por las que perdonaron a los verdugos de sus maridos las mujeres de los coptos asesinados en una playa de Libia por el Daesh, entre otras experiencias. Todo ello en una exposición que se inauguró en la jornada del viernes con un acto al que asistió el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. Al prelado le acompañaron el deán presidente del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya; el subdirector y responsable de promoción de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Carlos Carazo, y el vicario general de la Diócesis, Francisco Jesús Orozco.

Desde África a China, con paso por Oriente Medio, Pakistán o Francia, se recogen testimonios de cristianos que aún en la persecución e incluso el martirio han afirmado que su fe en Jesús es más valiosa que la propia vida. En el caso del país galo, tiene presencia el asesinato del sacerdote Jacques Hamel.

En la exposición se muestran las enseñanzas de estos mártires contemporáneos, así como la respuesta concreta que Ayuda a la Iglesia Necesitada aporta para socorrer el sufrimiento de estos cristianos en distintas partes del mundo. La belleza del martirio permanecerá en la Mezquita Catedral hasta el próximo 15 de octubre y se podrá visitar de lunes a sábado entre las 10:00 y las 19:00 y los domingos de 8:30 a 10:30 y de 15:00 a 19:00.

En el acto de inauguración, en la capilla de Villaviciosa de la Mezquita Catedral, el obispo de Córdoba animó a mostrar la coherencia en la fe porque, según resaltó, ser cristiano “no es un título”, aunque “puede llegar a ser un barniz exterior”. Demetrio Fernández señaló que esta exposición es “un testimonio martirial de hoy” y añadió que en la persecución cruenta la sangre derramada es expresión de amor. También subrayó que existe otra persecución más sutil, “de guante blanco, que elimina los valores del Evangelio y los suprime en las leyes, en la convivencia y en la sociedad”.

Etiquetas
stats