Médicos que atienden en Las Palmeras “no quieren acudir solos”

.
El CSIF denuncia dos agresiones “hace unos días” y denuncia los hechos ante la Policía | La Junta ha condenado los hechos y ha activado el Plan de Prevención de Agresiones del SAS

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba, ha puesto en conocimiento de la Dirección-Gerencia del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir la creciente inseguridad del personal sanitario que desarrolla su labor en la barriada de Las Palmeras. El sindicato ha trasladado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) el “malestar” y la “preocupación” de los trabajadores del Centro de Salud de Occidente por los últimos hechos que están ocurriendo durante los avisos y visitas domiciliarias que realizan en esta zona de la capital, según ha denunciado este sindicato, que asegura que los médicos “no quieren acudir solos” a algunos servicios tras las últimas agresiones.

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, Antonio Poyato, informa de que en “un corto periodo de tiempo” se han producido episodios de violencia física y material contra los profesionales. De este modo, hace pocos días una enfermera del citado centro de salud que estaba actuando en la zona por un aviso fue agredida, procediendo después a interponer la correspondiente denuncia. También se han producido el destrozo de un vehículo de otra facultativa y el robo de los enseres que tenía en su interior. Este hecho también fue denunciado ante la Policía Nacional.

Este dirigente sindical resalta que, debido a estos sucesos “tan lamentables”, entre los profesionales que prestan servicio en Las Palmeras “comienza a existir miedo” cuando tienen que acudir a dicha zona a realizar su labor. Poyato apunta que estos trabajadores “no quieren acudir solos” a la barriada “por el temor a que peligre su integridad física, además de sufrir daños materiales en sus vehículos”.

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba reclama al SAS y a las administraciones que correspondan que “se habiliten las medidas oportunas en aras de preservar la seguridad y salud de los profesionales del Centro de Salud de Occidente cuando se desplazan hasta Las Palmeras para ejercer su derecho al trabajo y realizar un servicio público”. Por todo ello, se ha elaborado un escrito firmado por la plantilla del citado ambulatorio y dirigido a la Dirección-Gerencia del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir para informar de este problema y exigir una pronta solución al mismo.

LA JUNTA CONDENA LAS AGRESIONES

La Dirección Gerencia del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir y la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Córdoba han condenado este jueves “los lamentables e injustificables episodios de violencia física y daños materiales que se han producido en los últimos días en el Centro de Salud de Occidente”.

Según ha informado la Junta, el primero de estos sucesos tuvo lugar cuando una profesional médico de dicho centro de salud “fue agredida mientras realizaba una atención a domicilio” y, “tras el desagradable acontecimiento, la profesional tuvo que recibir asistencia sanitaria y se interpuso la correspondiente denuncia”. Junto a ello, “se ha producido el destrozo del vehículo de otra profesional del centro y la desaparición de los enseres personales que tenía en su interior” y este hecho también ha sido convenientemente denunciado.

Ante estos “lamentables hechos y tras ser comunicados a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, la Dirección Gerencia del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir activó de forma inmediata el Plan de Prevención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que incluye asistencia jurídica y apoyo psicológico a los profesionales afectados”.

Por su parte, la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Córdoba, María Isabel Baena, ha mostrado su rechazo a estos hechos, ya que “cualquier tipo de violencia es inaceptable y es imprescindible que se respete el trabajo de los profesionales, especialmente cuando lo realizan fuera de su centro sanitario”. Por ello, Isabel Baena ha expresado su solidaridad con los profesionales que han sufrido, en el ejercicio de su labor, estos episodios de agresión física y ha recordado el trabajo que realiza la Junta para garantizar la seguridad de usuarios y profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Etiquetas
stats